Examen neurológico en el equino de deporte

  • Cristóbal Dörner SM Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias. Universidad de Chile. Casilla 2 Correo 15, La Granja. Santiago
  • Adolfo Godoy P. Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias. Universidad de Chile. Casilla 2 Correo 15, La Granja. Santiago

Resumen

El veterinario clínico se enfrenta frecuentemente al desafío de tener que diagnosticar  trastornos neurológicos en el caballo de  deporte.  En ocasiones, las neuropatías muestran signos clínicos poco claros y confusos, y requieren de un diagnóstico diferencial exhaustivo con otros sistemas del organismo.  Existe la creencia que el examen del sistema neurológico en el equino es un proceso difícil y tedioso,  sin embargo éste es  un procedimiento relativamente sencillo.

El Sistema Nervioso se clasifica  desde un punto de vista anatómico en Sistema Nervioso Central, que incluye  encéfalo y  médula espinal, y  Sistema Nervioso Periférico,  formado por los nervios que salen desde la médula espinal y los pares craneales que salen del encéfalo.

El examen del sistema nervioso debe ser sistemático y acucioso. Debe comenzar desde la cabeza e ir avanzando hasta llegar a la cola. La evaluación del ejemplar va a comenzar con la observación general del paciente, incluyendo la actitud y su interacción con el medio, posición del cuerpo, cabeza y miembros así como la simetría del desarrollo muscular. Los componentes neurológicos que se evalúan comúnmente, son los nervios craneales, respuestas posturales de los miembros, análisis del paso y la evaluación de la cola y ano. Al evaluar la cabeza, lo ideal es valorar el comportamiento o conducta, estado mental, posición y movimiento de la cabeza y cuello.

La marcha da una visión general de la función del tronco encefálico, cerebelo, médula espinal, nervios periféricos y músculos. Lo principal que se debe evaluar neurológicamente es debilidad y ataxia. El animal se debe examinar mientras camina, trota, gira y se desplaza  hacia atrás.  Muchas veces los signos son sutiles por lo que se si se puede, se debe observar a animal subiendo y/o bajando una pendiente, con el cuello extendido, corriendo a campo libre y caminando con los ojos vendados; con estas maniobras  los signos debieran hacerse más evidentes.

Palabras clave Sistema Nervioso Central, Sistema Nervioso Periférico, Neuropatías, Equinos
Compartir
Cómo citar
Dörner SM, C., & Godoy P., A. (2011). Examen neurológico en el equino de deporte. Avances en Ciencias Veterinarias, 26(1-2). doi:10.5354/0719-5273.2011.17675
Sección
Artículos Generales
Publicado
2011-12-19