Contenido

La infección con F. hepatica existente en el país es alta, siendo importante las pérdidas en la ganadería nacional que ella ocasiona (González y Cols., 1983).

En la actualidad, el método más recomendable y práctico para el control de esta parasitosis es el uso periódico de un antihelmíntico. En este con­texto, se plantea como objetivo de este trabajo eva­luar la eficiencia del tratamiento con Closantel 5 mg/kg de peso administrado cada 90 días a ovinos expuestos continuamente a infectarse con F. he­patica en una pradera natural.

 

 Trabajo financiado por Proyecto A-1795-8533, DIB. Univerdiad de Chile.

Material y métodos

Esta experiencia se realizó desde noviembre hasta agosto, en un predio de la comuna de Teno (VI Región). La pradera (40 há) natural de secano es­taba constituida principalmente por Herodium sp, Lolium perenne, Trifolium repens, Agrostis tenuis.

Animales: Treinta borregas Merino Precoz fue­ron seleccionados desde un predio libre de F. hepá­tica, con un peso promedio de 24,1 kg y de 4 me­ses de edad. Ellas permanecieron estabuladas por un período de 30 días, controlándose semanalmen­te su peso, estado general y la ausencia de infec­ción por el parásito mencionado, mediante exáme­nes hemáticos y coproparasitarios.

Una vez cumplida esta etapa se dividieron al azar en: Grupo 1 de 15 animales tratados con Clo­santel (5 mg/kg de peso, subcutáneo) cada 3 meses (24 enero, 22 abril, 25 julio) y Grupo 2, 15 anima­les sin tratamiento; ambos grupos se unieron a un rebaño de 30 ovinos en la pradera antes menciona­da, donde nunca se había realizado un tratamiento contra F. hepatica. En los últimos 7 días de cada mes se obtuvo muestras de sangre, fecas y además se controló peso físico.

Las muestras de sangre se extrajeron por pun­ción yugular, 5 ml de sangre con EDTA* (2 mg/ ml) y 10 ml sin anticoagulante. El suero obtenido se congeló a -4°C y se procesó antes de las 24 horas. En cada una de estas muestras se determinó: Volu­men globular aglomerado (VGA), microhematocri­to; hemoglobina g/dl (Hb), cianometahemoglobina; proteína plasmática total g/dl (PPT), refractóme­tro (Schalm y Cols., 1975); albúmina sérica g/dl (Alb), verdebromocresol (590 mm)**   y Nitrógeno ureico sanguíneo mg/dl (NUS), Berthelot (550 nm)** .

Las muestras de fecas fueron sometidas a las técnicas de Mc Master (Whitlock, 1948) y Teuscher (González y Cols., 1983) para nemátodos gastroin­testinales y Fasciola hepatica.

- Se determinó además el peso del vellón (kg); pe­dacería (%); largo de la mecha (cm) y diámetro de la fibra (μ) (Cabezas, 1977).

En la canal se determinó: peso (kg); rendimien­to (peso vivo/peso canal x 100); largo de la canal (cm); espesor de la grasa dorsal (mm) y área del ojo del lomo (cm2) (Pérez y Cols., 1986 a).

Al final de la experiencia los animales fueron es­quilados y luego sacrificados. En el hígado se reali­zó recuento e identificación de los parásitos (Gon­zález y Cols., 1983).

Las diferencias inter e intragrupo se sometieron a análisis de varianza (Wonnacot y Wonnacot, 1972) y de covarianza, previa transformación de los porcentajes en seno del arco (Calzada, 1964). En ambos grupos murió un animal durante el ensa­yo y no se consideraron los valores obtenidos de ellos para el análisis de los resultados.

__________ Notas

*  Etilendiaminotetracético sal sódica, Merck
**     Reactivo Boheringer-Mannheim

Resultado y discusión

Este ensayo fue la primera experiencia de dosifica­ción antiparasitaria que se realizó en el predio en estudio y los animales se mantuvieron junto a los originales del predio, lo que significó que sólo 15 ovejas de una masa de 60, fueran dosificadas con un antihelmíntico y que el resto de los animales eliminaran constantemente huevos a una pradera con 1,5 animales por hectárea.

En ambos grupos se observó hasta julio un alto número de animales parasitados, a pesar de las do­sificaciones de enero y abril, pero el grupo tratado mostró una tendencia a disminuir la proporción de animales parasitados a partir de mayo y como el tiempo mínimo desde la ingesta de metacercarias hasta que éstas alcanzan el estado adulto es de 10 a 11 semanas (Alcaíno, 1983) y dado que los anima­les tratados eliminaron huevos ya al mes después de las dos primeras dosificaciones (figura 1), se puede concluir que la droga y este esquema de tratamiento no fueron efectivos contra distomas me­nores de 7 semanas de edad.

 

▬▬▬     CON TRATAMIENTO

▬ ▬ ▬      SIN TRATAMIENTO

            DOSIFICACIÓN CON CLOSANTEL (5 ,g/kg)

Figura 1. Proporción de animales positivos a F. hepática al examen cofisiológico en una exposición natural continua. Cada punto representa la media de 14 animales

Al examen post-morten del hígado de los ani­males del grupo tratado (cuadro l) se encontró cinco parásitos adultos en una oveja, correspon­diendo al 7,1% de los animales tratados, es decir la efectividad de Closantel contra formas maduras en esta dosificación fue 92,9%, resultado similar a lo descrito previamente por Pohl y Cols. (1981) y González y Cols. (1983).

CUADRO 1 TOTAL DE ANIMALES PARASITADOS, NÚMERO Y PROMEDIO DE DISTOMAS ADULTOS E INMADUROS RECUPERADOS A LA NECROPSIA DE OVINOS, POSTERIOR A UNA EXPOSICIÓN DE 9 MESES A UNA PRADERA NATURAL INFECTADA

Total Animales Parasitados

Distomas Adultos

Distomas Inmaduros

Número en el Grupo

Promedio del Grupo

 Número en el Grupo

 Promedio del Grupo

Tratados* 1 (92,9%)**

5

  0,36 ±1,29***

0

0

Testigo 14

1755

125,4 ± 75,1

22

1,6 ± 2,8

*   Closantel (5 mg/kg), tres veces cada 90 días. ** Efectividad del tratamiento. ***  X ± Sx de 14 ovinos Merino Precoz.

En esta experiencia los animales presentaron un menor desarrollo y un incremento de peso inferior al esperado para ovinos de 6 meses de edad (cua­dro 2) si se los compara con los valores entregados por Pérez y Cols. (1986 b), lo que podría explicar­se en alguna medida por el hecho que desde febre­ro disminuye en forma progresiva la producción de la pradera (García y Cols., 1984). Además de que este estudio se llevó a cabo en una pradera natural y el peso de los animales depende de su composi­ción, la carga animal, la producción de la misma y el grado de parasitismo y sólo a partir de julio se logró una clara diferencia en peso entre los dos gru­pos, llegando a pesar 6,3 kg de diferencia el grupo tratado respecto al control (p < 0,05) en agosto.

CUADRO 2 CUADRO MENSUAL DE OVINOS MERINO PRECOZ, EXPUESTO A UNA INFECCIÓN NATURAL CON FASCIOLA HEPÁTICA,EN UNA PRADERA NATURAL

MESES

 -

Nov.

Dic.

Ene.

Feb.

Marzo

Abril

Mayo

Junio

Julio

Agosto

Tratados

24,2 ± *

28,6 ±

31,0 ±

29,6 ±

30,5 ±

28,7 ±

32,8 ±

32,1 ±

34,1 ±

36,0 ±

2.4

1.6

2,2 **

2,7

2,8

4,4 **

2,1

2,5

3,0 **

4,3 a

Testigos

24,1

27,9 ±

30,6 ±

27,8 ±

30,3 ±

29,6 ±

31,1 ±

31,6 ±

32,8 ±

29,7 ±

3,1

2,9

3,6

3,4

3,8

3,5

2,7

3,0

3,0

3,6 b

*: X+ Sx, Kg de 14 ovinos **: Closantel 5mg/kg a-b: p< 0,05

Con respecto a Hb y VGA desde él primer mes se observó una disminución (figura 2, a y b) llegan­do en junio y julio a valores inferiores a lo normal establecido por Ullrey y Cols (1965) y Schalm y Cols. (1975) para ovinos dé 8 meses dé edad. Al dosificar en abril sé eliminó un grupo significativo dé parásitos adultos dé los canalículos biliares, pro­duciéndose por lo tanto un incremento dé Hb y VGA en él mes dé mayo, a diferencia del grupo tes­tigo donde la tendencia fue a continuar en descen­so. Esto mismo sucedió en él mes dé agosto, donde los niveles dé Hb, VGA llegaron a los normales ci­tados en la literatura. Con respecto a éstas varia­bles, Holmes y McLean (1971) determinaron qué la anemia de la fasciolasis crónica era producto dé la constante ingestión dé sangre dé los parásitos adultos. Ello es probable qué ocurriese en este caso pero, además, es posible qué sé haya perdido sangré por hemorragia intrahepática, qué sé produ­ce al reptar por él parénquima los estados inmadu­ros dé los distomas (Berry y Dargie, 1978).

Figura 2a 

 

Figura 2b

Figura 2, a, b. Variaciones de serie roja de ovinos sometidos a pastoreo en una pradera natural, infectada con F. hapática. Cada punto representa la media ± sx de 14 animales. --- testigos, ▬ tratados,  closante 5 mg/kg.

En ensayos realizados por Sykes y Cols. (1980) sé determinó qué la disminución dé las PPT sé de­bía fundamentalmente a disminución dé albúmina, la qué en general sé producía desde la séptima se­mana post infección. En este ensayo, las curvas dé PPT y albúmina (figura 3 a y b) presentaron una tendencia similar, observándose disminución hasta mayo y luego un incremento sostenido, él qué fue mayor en él grupo tratado desde abril en adelante, teniendo significancia estadística (p < 0,05) en agosto.

Figura 3a 

 

Figura 3b

Figura 3. a, b. Variaciones en los niveles de proteínas de ovinos en pastoreo en una pradera natural infectada con F. hepática. Cada punto representa la media ± sx de 14 animales. --- testigos, ▬ tratados,  closante 5 mg/kg.

Los valores de NUS son similares entre ambos grupos en el período noviembre a abril, mantenién­dose entre 16,2 a 21,1 mg/dl, para luego llegar a 25,3 mg/dl el grupo tratado y 29,3 mg/dl el testigo en el mes de julio.. En agosto los valores se aseme­jan a los iniciales de la experiencia (18,3 y 15,1 mg/dl respectivamente).

El NUS se sintetiza en el hígado y ello está de­terminado, entre otros factores, por la energía y proteína de la dieta. Es posible que en el primer período noviembre-abril el NUS se mantuviera den­tro de los rangos normales establecidos por Kane­ko (1980) (8 a 29 mg/dl) debido a una adecuada in­gesta de energía y proteínas, pero en invierno, cuando la productividad de la pradera es mínima, su concentración se eleva considerablemente en ambos grupos por una mayor reabsorción de urea a nivel renal como lo plantea Maynard (1981). Tam­bién es posible que ello hubiese ocurrido en el gru­po testigo, ya que éste durante todo el período de estudio presentó niveles superiores a los del grupo tratado, obteniéndose diferencias significativas (p < 0,05) en junio y agosto.

Al analizar simultáneamente los valores de PPT y NUS se encontró una relación inversa entre am­bos, con una correlación r = 0,71, lo que se ajusta a lo descrito previamente por Maynard (1981).

En esta experiencia no se encontró diferencias en cuanto a producción de lana y pedacería (cua­dro 3) entre ambos grupos. Ello puede atribuirse al hecho de que las ovejas hayan sido esquiladas sólo 2 meses después de quedar los animales trata­dos sin parásitos. No obstante esto, se obtuvo un mayor largo de mecha de la lana (p < 0,05) en el grupo tratado, lo que es similar a lo descrito por Edwards y Cols. (1976); aunque el diámetro de la fibra fue menor en aquellos animales tratados. To­do esto es posible atribuirlo a la alteración hepáti­ca, lo que de alguna manera determinaría un des­censo en la tasa de hidrogenación y conjugación del cortisol, elemento que según Roseby y Rur (1970) tendría una influencia negativa en la pro­ducción de lana.

CUADRO 3 CARACTERÍSTICAS DE LA LANA DE OVINOS MERINO PRECOZ, HEMBRAS, DE 14 MESES DE EDAD, EN LOS GRUPOS TRATADOS Y TESTIGOS,  EXPUESTOS A UNA INFECCIÓN NATURAL CON FASCIOLA HEPÁTICA POR 9 MESES

Grupo

Características Lanas

Peso Vellón (kg)

Largo Mecha (cm)

 Diámetro  Fibra (μ)

Pedacer

Peso (kg)

Porcentaje(%)

Tratado***

2,9 ± 0,4*

9,6 ± 0,7 (a)

21,8 ± 1,6

0,43 ± 0,15

12,4 ± 3,2

(2,4 -4,1)**

(7,9- 10,7)

(19,1 - 24,4)

(0,2 - 0,7)

( 6,8- 18,0)

Testigos

2,9 ± 0,5

8,4 ± 1,2 (b)

22,7 ± 1,9

0,43 ± 0,13

12,7 ± 3,8

(2,2 - 4,0)

(5,5 - 10,6)

(19,1 - 26,3)

(0,2 - 0,6)

( 4,7- 19,8)

*        : X± Sx de 14 ovinos Merino Precoz. **      : Valor máximo - mínimo observado. ***    : Closantel (5 mg/kg), 3 veces cada 90 días. a-b   : Característica en que se encontró diferencia significativa (p < 0,05).

Los animales tratados periódicamente presenta­ron un mayor peso de la canal, aunque no signifi­cativo. En otros trabajos se establece que los ani­males parasitados presentan un menor consumo de alimento (Sykes y Cols., 1980) y una menor diges­tibilidad de él (Hawkins y Morris, 1978), lo que determinaría un menor peso vivo de las ovejas pa­rasitadas. Para Pérez y Cols. (1986 a), el peso vivo se encuentra directamente relacionado con el peso de la canal. En este ensayo se obtuvo una correla­ción r = 0,67 la cual también es alta. Según esto y lo observado en los pesos mensuales (cuadro 2) es posible apreciar que las diferencias de peso son ma­yores al mes siguiente de cada dosificación, indi­cando la conveniencia de desparasitar los animales previo a su sacrificio.

El área del ojo del lomo fue mayor en los ani­males tratados (cuadro 4) concordando con lo des­crito por Sykes y Cols. (1980), quienes señalan una disminución de hasta un 20% en proteínas en los animales parasitados por F. hepatica. Esto su­giere la necesidad de realizar desparasitaciones pe­riódicas en aquellos animales expuestos a constan­tes reinfecciones con metacercarias de F. hepatica, para obtener una canal de peso y calidad superior.

CUADRO 4 CARACTERÍSTICAS DE LA CANAL DE OVINOS MERINO PRECOZ, HEMBRAS, DE 14 MESES DE EDAD, EXPUESTOS A UNA INFECCIÓN NATURAL CON FASCIOLA HEPÁTICA POR 9 MESES

Grupo

-

Peso Vivo (kg)

Características Canal

Peso  (Kg)

Rendim. (%)

 Largo  (cm)

Area Ojo Lomo (cm2)

Espesor Grasa Dorsal (mm)

Tratado***

35,1 ± 2,1*

 17,7 ± 1,8

50,8 ± 7,2

 66,5 ± 2,7

24,3 ± 0,6(a)

2,3 ± 0,6

**

(31,4- 38 )

 (15,5 - 22,8)

(43 - 73 )

(63 - 73 )

(17,5 - 31,5)

(1 - 3 )

Testigo

34,1 ± 2,8

16,4 ± 1,4

48,1 ± 3,1

 65,2 ± 3,2

18,4 ± 2,4(b)

2,0 ± 0,8

(28 - 38,7)

(14,6 - 18,8)

(43 - 56 )

(60 - 70 )

(14,0 - 23,2)

(1 - 3 )

*     :  X ± Sx de 14 ovvinos Merino Precoz. *     :  X ± Sx de 14 ovinos Merino Precoz. **    : (Valor máximo - mínimo observado). ***  : Closantel (5 mg/kg), 3 veces cada 90 días. a-b : Característica en que se obtuvo diferencia significativa (p < 0,05).

Referencias

ALCAINO, H. Distomatosis bovina: Su epizootiología e impacto económico. En Jornadas en Ciencias Veterina­rias, 1 a Santiago, U. de Chile, 1983.

BERRY, C.I., J.D. DARGIE. Pathophisiology of ovine fascioliasis: the influence of dietary protein and ¡ron on erithrokinetics of sheep experimentaly infected Fasciola hepatica. Vet. Parasitos. 4: 327-339, 1978.

CABEZAS, A.R. Efecto del parasitismo subclínico y de las variaciones estacionales sobre la finura de la lana y largo de la mecha en borregas Merino Precoz Alemán. Tesis. Santiago, Universidad de Chile, 1977.

CALZADA, J. Métodos estadísticos para la investigación 2a ed. Lima, Sesator, 1964.

EDWARDS, C.M., M.N.R., AL-SAIGH, A.G. CHAMBER­LAIN, G.L., WILLIAMS. Effect of liver fluke on wool production in welsh mountain sheep. Vet. Rec. 98: 372, 1976.

GARCIA, G.; H. MANTEROLA, A. OLIVARES, A. CAM­POS. Desarrollo de sistemas de producción ovina. Avances en investigación. Universidad de Chile. N° 3, 1984.  

GONZÁLEZ, H., J. PLAZA, G. MONTES, R. PEREZ, P. TORO. Actividad antihelmíntica de Niclofolán y Clo­santel contra Fasciola hepática en ovinos. Bol. Chile. Parasitol. 38: 42-49, 1983.

HAWKINS, C.D., R.S. MORRIS. Depression of producti­vity in sheep infected with Fasciola hepática. Vet. Pa­rasitol. 4: 341-353, 1978.

HOLMES, P.H., J.M. McLEAN. Intestinal loss of ¡ron and its possible reabsorption in chronic ovine fasciolasis. Res. Vet. Sci. 10: 488-489, 1971.

KANEKO, J.J. Biochemistry of domestic animals. 3rd. ed. New York, Academic Press, 1980.

MAYNARD, L.A. Nutrición Animal. 2a ed. Londres, McGrawHill, 1981.

PEREZ, P., D. RODRIGUEZ, V. GARRIDO, V. RA­FAELI. Composición y rendimiento carnicero de las canales de corderos de diferentes razas y cruzas. Avan­ces Ciencias Veterinarias 1: 41-47, 1986 a.

PEREZ, P., D. RODRIGUEZ, A. LOPEZ. Alternativas de alimentación para el período crecimiento engorda de corderos nacidos tardíamente en la temporada. Avan­ces Ciencias Veterinarias 1: 97-103, 1986 b.

POHL, R., L.M. SCHMIED, C.A. LUCIANI, 0. LOMBAR­DO. Informacoes preliminares sobre un antihelmínti­co, hernícida e carrapaticida injetavel. A Hora Vet. 1: 21-26, 1981.

ROSEBY, F.B., B. RUR. The effect of fasciolasis on the wool production of merino sheep. Aust. Vet. J. 46: 361-365, 1970.

SCHALM, O.W.; N.C. JAIN, E.J. CARROL. Veterinary haematology. 3rd. ed. Philadelphia. Lea-Febiger, 1975.

SYKES, A.R., R.L. COOP, B. RUSHTON. Chronic subcli­nical fasciolasis in sheep: Effects on food utilization and blood constituyents. Res. Vet. Sci. 28: 63-70, 1980.

ULLREY, D.E., E.R. MILLER, C.H. LONG; B.H. VIN­CENT. Sheep haematology from birth to maturity. Sci. 24: 135-140, 1965.

WHITLOCK, H.V. Some modifications of McMaster hel­minth egg counting technique and apparatus. J. Coun. Sc. Ind. Res. Aust. 21: 117-180, 1948.

WONNACOT, H.T., J.R. WONNACOT. Introductory sta­tistics. 2nd. ed. New York, Willey and Sons, 1972. Recibido septiembre 1987, aprobado diciembre 1987.

Recibido septiembre 1987, aprobado diciembre 1987.