Contenido

Los animales confinados en zoológicos o parques nacionales son susceptibles a un gran número de enfermedades infecciosas, pudiendo además actuar como huéspedes o reservorios de microorganismos patógenos: virus, bacterias y hongos, de importan­cia para la salud del hombre (Schwabe, 1984). Algunas enfermedades virales de los animales que pueden afectar al hombre son entre otras, rabia (Andrews y Walton, 1977), encefalomielitis equina del Este y Oeste (San Martín, 1976) y parainfluen­za-3 (Afshar, 1969).

Para determinar la presencia de virus patógenos en especies salvajes y de zoológico se han efectuado diversas investigaciones serológicas. Algunos estu­dios han tenido como objetivo detectar infecciones virales de importancia en salud pública o animal (Barret y Chalmers, 1975), como por ejemplo, rota­ virus (Baumeister y Cols., 1983), virus herpes bo­vino 1 (Doyle y Heuschele, 1983 a), virus diarrea viral bovina (DVB) (Doyle y Heuschele, 1983 b), virus lengua azul y virus encefalomielitis equina del Este y Oeste (Barret y Chalmers, 1975), virus in­fluenza humana (Howe y Cols., 1966; Romvary y Cols., 1976; Ehrengut y Cols., 1980; Okazaki, 1983) y virus parainfluenza-3 (Erasmus y Cols., 1967; Provost y Cols., 1967; Barret y Chalmers, 1975).

En animales salvajes existe escasa información sobre aislamiento de virus patógenos, sin embargo, algunos autores informan haber aislado el virus parainfluenza-3 de secreciones nasales de rumian­tes salvajes, específicamente de un ciervo dama (Dama dama), un ciervo mula (Odocoileus hemio­nus) y cuatro antílopes en libertad (Antilocapra americana) (Thorsen y Cols., 1977); desde búfalos africanos (Syncerus caffer) (Hamblin y Hedger, 1980) y desde pulmones de mono (Erythrocebus patas) (Churchill, 1963).

Entre los virus respiratorios, el virus PI-3 es el que ha sido más estudiado en fauna salvaje. En 3.300 sueros de 44 especies animales de ocho paí­ses africanos, se demostró la presencia de anticuer­pos neutralizantes antivirus PI-3 en sueros de 20 de las 44 especies examinadas, siendo las poblaciones de búfalos africanos las que presentaron las más altas prevalencias de anticuerpos, considerándose a esa especie como reservorio del virus (Hamblin y Hedger, 1978).

En Sudáfrica, se detectaron altos títulos de anti­cuerpos contra el virus PI-3 en especies salvajes que se encontraban en su medio ambiente natural, tales como: búfalos africanos, alces (Tauritragus oryx), impalas (Aepyceros melampus), antílope arena (Hippotragus niger), antílope roja (Hippotragus equinus) e hipopótamo (Hippopottamus amphi­beus). Además, se encontraron sueros positivos en ovinos (97%), bovinos (56%), caninos (17%) y equinos (2%), pero no en caprinos, porcinos y aves (Erasmus y Cols., 1967).

En Africa Central, Provost y Cols. (1967), de­mostraron la presencia de anticuerpos antivirus PI-3 en sueros de ovinos, bovinos, camélidos (Ca­mellus bactrianus) y antílopes (Oryx algazel).

En el dromedario de Chad (Camellus dromeda­rius) se determinó que la infección con el virus PI-3 es endémica en una manada, presentándose la en­fermedad en forma epizoótica pero con signos clínicos (Maurice y Cols., 1968).

En Canadá se encontraron anticuerpos contra los virus PI-3 y DVB en sueros de 22 alces (Alces alces) (Thorsen y Henderson, 1971); además, se determi­nó la infección de antílopes salvajes con los virus PI-3, DVB, encefalomielitis equina del Este y Oes­te, rinotraqueítis infecciosa bovina y clamydias (Barret y Chalmers., 1975).

En India y Estados Unidos de Norteamérica, se detectó la presencia de anticuerpos antivirus PI-3 en sueros de ciervos salvajes (Axis axis, Odocoileus hemionus y Cervus nippon) (Shah y Schaller, 1965).

Otros autores han demostrado la existencia de anticuerpos específicos contra virus influenza hu­mano (Howe y Cols., 1966) en sueros de ovejas de cuernos grandes (Ovis canadensis), encontrando títulos significativos contra dos cepas A/Ja­pón/305/57 (H2N2) y A/Japón/170/62 (H3N2), además de anticuerpos antivirus PI-3; Ehrengut y Cols., 1980) encontraron que 11 de 20 ciervos damas presentaban anticuerpos contra la cepa A/ URSS/90/77 (H1N1), A/Victoria/3/75 (H3N2) y A/Texas/1/77 (H3N2); Okazaki (1983), en Japón, encontró anticuerpos contra las cepas A/Bangkok/ 1/79 (H3N2) y A/Kumamato/37/79 (H1N1) en 42 sueros de visón (Mustela vison); Graves y Cols., (1974) en India y Nepal determinan anticuerpos contra una cepa de virus influenza humana (H3N2) en el yak (Bos grunniens) y sugieren que estos animales pueden ser posibles huéspedes para re­combinantes del virus.

Considerando que en los últimos años se han presentado cuadros respiratorios, probablemente de origen viral, en pequeños rumiantes del Zoológico Nacional del Parque Metropolitano de Santiago, se plantea como objetivo del presente estudio demos­trar indirectamente, por métodos serológicos, la posible participación de los virus parainfluenza-3, influenza equina e influenza humana en dichos cua­dros.

 Proyecto DIB A 147-82. Universidad de Chile.

Material y método

Los sueros se obtuvieron de 200 pequeños rumian­tes: 19 cabras anglo-nubian (Capra hircus), 32 cier­vos dama blanco (Dama dama var. albina), 10 ciervos dama negro (Dama dama var. melanica), 25 llamas (Lama glama), 30 muflones corso (Ovís musimon), 30 ovejas karakul (Ovis aries) y 54 ovejas somalí (Ovis aries steatopigas); número de animales que correspondía a la casi totalidad de las poblaciones en estudio.

Los animales, de ambos sexos, estaban aparen­temente sanos y no tenían antecedentes de vacuna­ción contra los virus en estudio. Las poblaciones de origen fueron introducidas al Zoológico Nacional por lo menos 5 años antes del muestreo; excepcio­nalmente algunas poblaciones tenían más de 15 ó 20 años de antigüedad en Chile.

Los sueros fueron inactivados a 56°C por 30 minutos, tratados con caolín al 25% y adsorbidos con una suspensión de eritrocitos de cobayo o galli­na al 5% (Celedón y Cols., 1982). Los sueros positivos frente a las cepas de virus influenza, fue­ron tratados, además, con enzima destructora de receptores (Flow Lab.) (Vicente y Cols., 1979). Como antígenos se utilizaron los virus:

- Parainfluenza-3: cepa de origen bovino replica­da en cultivos celulares (MDBK) y cepa de origen humano (C-243, Flow Lab.). -  Influenza: Cepas humanas A/Santiago/725/81 (H3N2) y A/Santiago/743/83 (H1N1).

(Facilitadas gentilmente por Nianuela Vicente. Virología I.S.P. Santiago); y cepa equina A/equi/1/Santiago/1977 (H7N7).

La prueba de inhibición de la hemoaglutinación (IHA) se realizó esencialmente de acuerdo al méto­do estandarizado por WHO (1975) para los virus influenza. Con el virus PI-3 se utilizó eritrocitos de cobayo y la mezcla suero y antígeno se incubó durante 60 minutos. La lectura se realizó según lo indicado por Celedón y Cols. (1982), interpretán­dose como positivos los sueros con títulos iguales o superiores a 16.

Resultado y discusión

Los 200 sueros obtenidos de ciervos dama blanco y negro, llamas, ovejas karakul, ovejas somalí, mu­flón corso y cabra anglo-nubian, presentaron títulos de anticuerpos iguales o inferiores a 2, frente a las cepas humana y bovina del virus PI-3 y cepa del virus influenza equina (H7N7), considerados por lo tanto como negativos.

Se detectaron sueros positivos con títulos de anticuerpos 16 y 32, frente a la cepa H3N2 del virus influenza humana en 17 ovejas somalí, dos muflo­nes corso y dos ovejas karakul; dos llamas presenta­ron títulos 16 frente a la cepa H1N1 del virus in­fluenza humana. Probablemente, estos animales es­tuvieron expuestos a la infección con cepas del virus influenza H1N1 y H3N2 u otros virus influen­za que comparten las hemoaglutininas H1 y H3. Los bajos títulos encontrados indicarían que la in­fección no fue reciente.

Es interesante destacar que estas especies com­parten su hábitat con otras, como aves y mamíferos acuáticos, que han sido propuestas como huéspedes para la recombinación de nuevas cepas de virus influenza, actuando como posibles reservorios del virus.

Los resultados obtenidos en ovejas concuerdan con lo informado por Fyson y Cols. (1975), quienes encontraron anticuerpos contra el virus influenza A en ovejas (Ovis aries), cabra, conejo, perro y gato. Por otra parte, Kalter y Cols. (1971) determinaron la infección con varias cepas de virus influenza en animales salvajes de Africa; Ehrengut y Cols. (1980) comprobaron la infección con virus influen­za humana en ciervos dama.

Con respecto a la prueba de IHA, ésta presenta diferencias en su ejecución (macro y microméto­do), temperatura y tiempos de incubación, tipos de eritrocitos, tratamientos y reactivos para eliminar inhibidores inespecíficos de la hemoaglutinación, los que han sido estandarizados en humanos, bovi­nos y ovinos pero no en animales de fauna salvaje (Celedón y Cols. , 1982).

El criterio para determinar como positiva la dilu­ción sérica mínima, en la prueba de IHA, para el virus PI-3 varía desde 8 a 64 (Thorsen y Henderson, 1971; Afshar, 1969) y para el virus influenza entre 10 y 20 (Howe y Cols., 1966); estos valores han sido establecidos en forma arbitraria o consideran­do factores de inespecificidad.

De acuerdo a los antecedentes obtenidos, se con­cluye que los pequeños rumiantes del Zoológico Nacional no han sido infectados por los virus PI-3 e influenza equina (H7N7) durante el período de muestreo y los 12 meses previos, y que algunas especies, ovejas somalí, muflón corso y oveja karakul han estado en contacto con el virus influenza humano (H3N2) y llamas con la cepa H1N1, situación de importancia en salud pública que convendría seguir estudiando, especialmente cuando coincidan cuadros respiratorios en humanos y en estas especies .

Referencias

AFSHAR, A. The occurrence of antibodies to parainfluenza-3 virus in sera of farm animals and man in Iran. Br. Bet. J. 125: 529-532,1969.

ANDREWS, C.H., J.R. WALTON. Viral and bacterial zoonoses. London, Baillieu Tindall, 1977, 161 pp.

BARRET, M., G. CHALMERS. A serological survey of pronghorns in Alberta and Saskatchewan, 1970-1972. J. Wildl. Dis. 11: 157-163,1975.

BAUMEISTER, B., A.E. CASTRO., S.J. MCGUIRE-RODGERS., E.C. RAMSAY. Detection and control of rotavirus infections in Zoo animals. J. Am. Vet. Assoc. 183: 1252-1254, 1983.

CELEDÓN, M., P. BERRÍOS, L. IBARRA, M. PINTO, S. RAMÍREZ. Inhibición de la hemoaglutinación: Comparación de macro y micrométodo. Zbl. Vet. Med. B. 29: 51-56, 1982.

CHURCHILL, A.E. The isolation of PI-3 virus from fatal cases of pneumonia in Erythrocebus patas monkey. Br. J. Exp. Path. 44: 529-537, 1963.

DOYLE, L.G., W. HEUSCHELE. Prevalence of antibody to bovine herpes virus 1 in wild ruminants captive in United States Zoos. J. Am. Vet. Med. Assoc. 183: 1255-1256, 1983 a.

DOYLE, L.G., W. HEUSCHELE. Bovine viral diarrhea virus infec­tion in captive exotic ruminants. J. Am. Vet. Med. Assoc. 183: 1257-1259, 1983 b.

EHRENGUT, W., D.E. SARATEANU, G. RUTTER. Influenza A antibodies in cervine animals. Infection 8: 66-69, 1980

ERASMUS, B.J., S.T. BOSHOFF, L.M. PIETERSE. Antibodies to parainfluenza-3 virus in sera of domestic and game animals in South Africa. Bull. Off. Int. Epizoot. 68: 657-664, 1967.

FYSON, R., J. WESTWOOD, A. BRUNNER. An immunoprecipitin study of the incidence of influenza A antibodies in animal sera in the Ottawa arca. Can. J. Microbiol. 21: 1089 1101, 1975.

GRAVES, I.L., S. PYAKURAL, V.O. SOUSA. Susceptibility of a yak to influenza A viruses and presence of H3N2 antibodies in animals in Nepal and India. Bull. W.H.O. 51: 173-178, 1974.

HAMBLIN, C., R.S. HEDGER. Neutralizing antibodies to parain­fluenza-3 virus in african wildlife, with special reference to cape buffalo (Syncerus caffer). J. Wildl. Dis. 4: 378-388, 1978.

HAMBLIN, C., R.S. HEDGER. The isolation of parainfluenza-3 from free-living African buffalo (Syncerus caffer). Vet. Rec. 107: 18, 1980.

HOWE, D.L., G.T. WOODS, G. MARQUIS. Infection of Bighom sheep (Ovis canadensis) with Myxovirus parainfluenza-3 and other respiratory viruses. Results of sérologic tests and culture of nasal swabs and lung tissue. Bull. Wildl. Dis. Assoc. 2: 34-37, 1966.

KALTER, S.S., R.L. HEBERLING, B. CLAUSEN. Antibody in wild animal (african) sera to human  and simian viruses. Lab. Anim. Sci. 21: 829-831, 1971.

MAURICE, Y., R. QUEVAL, J.F. BARES. Enquete sur l'infection á virus parainfluenza 3 chez le dromedaire tchadien. Rev. Elev. Méd. Vét. Pays Trop. 21: 443-449, 1968.

OKAZAKI, K. Studies on susceptibility of mink to influenza viruses, Serological evidence of human influenza virus in­fection in mink with avian influenza and application of mink for evaluation of influenza vaccine. Jpn. J. Vet. Res. 31: 95, 1983

PROVOST, A., C. BORREDON, R. QUEVAL, Y. MAURICE. Enquete sur Pinfection des bovidés par le virus parainfluenza 3 en Africe centrale. Application au contróle de la sérologie de la péripneumonie. Rev. Elev. Méd. Vét. Pays Trop. 20: 51-59, 1967.

ROMBARY, J., J. MESZAROS, J. TANY1. Spreading of virus infec­tion among wild birds and monkeys during the influenza epidemic caused by the Victoria (3) 75 variant of  A (H3N2) virus. Acta Vet. Acad. Sci. Hung. 26: 369-376, 1976.

SAN MARTÍN, C. Las encefalitis por arbovirus con especial refe­rencia a los equinos. Bol. Of. Sanit. Panam. 334: 80-97, 1976.

SCHWABE, C. Veterinary Medicine and Human Health. 3rd. ed. Baltimore: Williams-Wilkins, 1984, 680 pp.

SHAH, K.V., G.B. SCHALLER. Antibodies to Mixovirus parain­fluenza-3 in sera of wild deer. Bull. Wildl. Disc. Assoc. 1: 31-32, 1965.

THORSEN, J., J. P. HENDERSON. Survey for antibody to infectious bovine rhinotracheitis (IBR), bovine virus diarrhea (BDV) and parainfluenza-3 (PI-3) in moose sera. J. Wildl. Dis. 7: 93-95, 1971.

THORSEN, J., L. KARSTAL, M. BARRET, G.A. CHALMERS. Viru­ses isolated form captive and freeranging wild ruminants in Alberta. J. Wildl. Dis. 13: 74-79, 1977.

VICENTE, M., A. SOLER, M. BREÑA, R. NAJERA. Estudios sero­lógicos de influenza en porcinos de Chile. Bol. Of. Sanit. Panam. 86: 325-334, 1979.

WORLD HEALTH ORGANIZATION. The hemagglutination inhibi­tion test for influenza viruses. WHO Biological Division, 1975.

Recibido enero 1987, aprobado abril 1987.