Trabajos Originales

  • Efecto del tiempo de ensilaje sobre las característicasquímicas de la sangre bovina y de algunas vísceras y decomisos

Resumen

Con el propósito de evaluar el efecto del ensilaje sobre las características químico-nutricionales de algunos residuos de matadero, se ensilaron dos tipos de desecho: sangre residual bovina (SRB) y vísceras y decomisos (VD) provenientes de dos mataderos de diferente nivel tecnológico y sanitario, ubicados en la Región Metropolitana.

El ensilaje se elaboró en recipientes de plástico, adicionándole a la SBR y VD, ácido fórmico (85%), hasta alcanzar una concentración de 3% p. v.

Para cada tipo de desecho se prepararon 10 minisilos: 5 se mantuvieron a temperatura ambiente (rango: 7,0-14,1T) y 5 a temperatura controlada(rango: 20,0-22,1ºC). Al preparar los silos se tomó una muestra fresca y luego se tomaron muestras cada 7 días, hasta el día 35, las que se evaluaron a través de:

Análisis químicos: materia seca, (MS), proteína cruda (PC), extracto etéreo (EE), cenizas (C), fibra cruda (FC), macroelementos (Ca y P) y pH.

Las muestras de SRB y VD se caracterizaron por presentar niveles proteicos superiores al 70%; el EE en la SRB no alcanza el 1%; en cambio en VD supera el 18%. La materia seca es el único componente que presenta diferencias significativas entre mataderos (p  ≤  0.05).

En general, los resultados obtenidos en el análisis químico de las muestras ensiladas demuestran que no hay diferencias estadísticas significativas (p > 0,05), con las muestras frescas. Según estos resultados, la temperatura y el tiempo de ensilado no afectaron la composición de los desechos procesados.

El pH de los ensilajes se estabilizó a los 7 días de tratamiento, alcanzando un valor de 3,5 para SRB y de 6,5 para VD. Esta condición de pH permitió la conservación adecuada del material ensilado.

Se concluye que el procesamiento a través de ensilaje de desechos de mataderos, como SRB y VD, permite una conservación adecuada de los mismos, sin verse afectados por la temperatura y/o tiempo de ensilaje.

Palabras claves: Ensilaje, subproductos de mataderos

Abstract

In order to evaluate the effect to processing by different time and temperature of silage on the chemical and nutritional value of someone slaughterhouse wastes. Two wastes were ensiled: residual bovina blood (RBB) and viscera and offalls (V0) from two slaughterhouse with different technological and sanitary conditions, locate in. the Region Metropolitana.

The silage, was elaborated in plastic receiver. Forrnic 85% was added to the RBB and VO, in a concentration of 3% W/v.

For each kind of waste, ten small silage the there prepared; five were mantained under enviromental temperature (range: 7.0-14.1 1ºC) and the others under controlad temperature (range: 20.0-22. 1ºC) at the moment of the silage preparation, a fresh sample was taken and there on samples mere taken ever y 7 days until the day 35. Dry mastter, crude protein, ether extract (EE), ashes, crude fiber, rnacrorninerals (calcium and phosphorus) and pH was deterrnined in each sanzple.

The samples of RBB and VO were characterized by protein level higher than 70%, the EE in the RBB does not reach the 1 % but the VO overpassed the 18%. The dry, matter was the only componund who Inesented significant differences between slaughterhouses (p ≤   0.05).

In general the result.s obtaitmed in the chemical analysis of the silage .samples shows that there tzot.stati.stically significant differences (p > .05) in the fresh samples. Due to these results, the temperature and the silage time did not affect the composition of the processed waste. The pH of the silage was stabilized at the treatment, reaching a value of 3.5 for the RBB and 6.5 for VO. This pH condition allows the correct conservation of the silage. The processing by silage of the RBB and VO tinas permited the conservation its nutritive value.

Key words: Silage, abbatoirs by products.

Abstract

Con el propósito de evaluar el efecto del ensilaje sobre las características químico-nutricionales de algunos residuos de matadero, se ensilaron dos tipos de desecho: sangre residual bovina (SRB) y vísceras y decomisos (VD) provenientes de dos mataderos de diferente nivel tecnológico y sanitario, ubicados en la Región Metropolitana.

El ensilaje se elaboró en recipientes de plástico, adicionándole a la SBR y VD, ácido fórmico (85%), hasta alcanzar una concentración de 3% p. v.

Para cada tipo de desecho se prepararon 10 minisilos: 5 se mantuvieron a temperatura ambiente (rango: 7,0-14,1T) y 5 a temperatura controlada(rango: 20,0-22,1ºC). Al preparar los silos se tomó una muestra fresca y luego se tomaron muestras cada 7 días, hasta el día 35, las que se evaluaron a través de:

Análisis químicos: materia seca, (MS), proteína cruda (PC), extracto etéreo (EE), cenizas (C), fibra cruda (FC), macroelementos (Ca y P) y pH.

Las muestras de SRB y VD se caracterizaron por presentar niveles proteicos superiores al 70%; el EE en la SRB no alcanza el 1%; en cambio en VD supera el 18%. La materia seca es el único componente que presenta diferencias significativas entre mataderos (p  ≤  0.05).

En general, los resultados obtenidos en el análisis químico de las muestras ensiladas demuestran que no hay diferencias estadísticas significativas (p > 0,05), con las muestras frescas. Según estos resultados, la temperatura y el tiempo de ensilado no afectaron la composición de los desechos procesados.

El pH de los ensilajes se estabilizó a los 7 días de tratamiento, alcanzando un valor de 3,5 para SRB y de 6,5 para VD. Esta condición de pH permitió la conservación adecuada del material ensilado.

Se concluye que el procesamiento a través de ensilaje de desechos de mataderos, como SRB y VD, permite una conservación adecuada de los mismos, sin verse afectados por la temperatura y/o tiempo de ensilaje.

Palabras claves: Ensilaje, subproductos de mataderos

Abstract

In order to evaluate the effect to processing by different time and temperature of silage on the chemical and nutritional value of someone slaughterhouse wastes. Two wastes were ensiled: residual bovina blood (RBB) and viscera and offalls (V0) from two slaughterhouse with different technological and sanitary conditions, locate in. the Region Metropolitana.

The silage, was elaborated in plastic receiver. Forrnic 85% was added to the RBB and VO, in a concentration of 3% W/v.

For each kind of waste, ten small silage the there prepared; five were mantained under enviromental temperature (range: 7.0-14.1 1ºC) and the others under controlad temperature (range: 20.0-22. 1ºC) at the moment of the silage preparation, a fresh sample was taken and there on samples mere taken ever y 7 days until the day 35. Dry mastter, crude protein, ether extract (EE), ashes, crude fiber, rnacrorninerals (calcium and phosphorus) and pH was deterrnined in each sanzple.

The samples of RBB and VO were characterized by protein level higher than 70%, the EE in the RBB does not reach the 1 % but the VO overpassed the 18%. The dry, matter was the only componund who Inesented significant differences between slaughterhouses (p ≤   0.05).

In general the result.s obtaitmed in the chemical analysis of the silage .samples shows that there tzot.stati.stically significant differences (p > .05) in the fresh samples. Due to these results, the temperature and the silage time did not affect the composition of the processed waste. The pH of the silage was stabilized at the treatment, reaching a value of 3.5 for the RBB and 6.5 for VO. This pH condition allows the correct conservation of the silage. The processing by silage of the RBB and VO tinas permited the conservation its nutritive value.

Key words: Silage, abbatoirs by products.

Introducción

La creciente necesidad de proveer de alimentos a la población humana, especialmente aquellos de tipo proteico y de alto valor biológico, ha llevado a la búsqueda de nuevos y más eficientes sistemas de producción. Así, el desarrollo de métodos intensivos de explotación del ganado ha permitido mejorar la cantidad y calidad de los recursos alimenticios producidos.

Cada uno de los procesos productivos involucrados da origen a diversos tipos de desechos, los que tradicionalmente han sido eliminados o bien subutilizados, perdiéndose así importantes elementos nutritivos contenidos en ellos.

Cantidades crecientes de residuos están siendo generadas en plantas procesadoras de carnes y mataderos. La necesidad de integrarlos al proceso productivo se hace cada vez más relevante debido a que teniendo un Valor nutricional importante, pueden ser usados en la alimentación de los propios animales.

Además, debido a que los residuos se generan en grandes volúmenes, su disposición es cada vez más difícil, ya que se debe conciliar un manejo de bajo costo, con un criterio racional tendiente a la protección del medio ambiente. Esto es especialmente importante para aquellos desechos, que por sus características tienen gran impacto en la contaminación ambiental al ser potenciales focos de proliferación de gérmenes patógenos, con el consiguiente riesgo para la salud humana y de los propios animales.

Nuestro país no es ajeno a esta situación, y en función de ella se han desarrollado variadas líneas de investigación que dicen relación con el manejo, aprovechamiento y reutilización, tanto de las excretas generadas en los centros productivos, como de los desechos resultantes del faenamiento de los animales en los mataderos.

Una línea de investigación interesante la constituye la búsqueda y evaluación de tratamientos y usos alternativos a los que pudieran ser sometidos los sub-productos y desechos de mataderos, según la disponibilidad de ellos y tomando en cuenta la realidad nacional tanto en el aspecto económico como productivo.

El objetivo del trabajo fue evaluar el efecto del ensilaje sobre las características químico-nutricionales de dos desechos de matadero bajo 2 condiciones de temperatura y provenientes de 2 mataderos tendientes a su aprovechamiento como recurso alternativo en la alimentación animal.

 

  Financiado por FIA-ODEPA (Proyecto 1/88)

Materiales y métodos

Material

a) Mataderos: Las muestras consideradas en este estudio se recolectaron en dos mataderos de tipo industrial ubicados en la ciudad de Santiago, Región Metropolitana.

Para la selección de los mataderos se tomaron en cuenta algunos parámetros técnico-sanitarios generales definidos por Lara (1985) y Gándara (1986).

La evaluación de cada matadero se hizo en base a tres aspectos: Higiene de instalaciones, materiales y personal; manipulación de canales, vísceras y decomisos, sistemas de evacuación y disposición de desechos.

El matadero 1 (M 1) fue catalogado como deficiente ya que posee instalaciones poco adecuadas para una buena higiene; la manipulación de vísceras y decomisos se realiza en forma descuidada y no cuenta con buenos sistemas de evacuación y disposición de residuos.

El matadero 2 (M2) fue catalogado como adecuado, sus instalaciones y el manejo que se hace de canales, decomisos y residuos permiten asegurar una higiene y calidad adecuadas en los productos obtenidos.

b) Material: El material a ensilar se seleccionó tomando como base los criterios de disponibilidad del residuo, volúmenes de producción, facilidad de procesamiento y factibilidad real de ser usado en la alimentación de los animales. Se utilizaron los siguientes subproductos:

i) Sangre residual bovina (SRB): Ésta corresponde a aquella sangre no recolectada para procesarla como harina de sangre destinada al consumo animal u otro producto de consumo humano.

Para la obtención de la SRB se empleó el método de extracción por gravedad mediante un corte en la arteria carótida, estando el animal sostenido en elevación por un sistema de rieles de transporte.

ii) Vísceras y decomisos. (VD): La muestra está constituida por:

Aparato reproductor de hembra bovino y porcino: Comprende todas las estructuras que conforman el aparato reproductor de la hembra (vulva, útero, oviducto, ovarios). Además de todos los músculos y ligamentos accesorios que forman parte de él. Hígado bovino y porcino: Está constituido por todos los hígados decomisados luego de ser inspeccionados. Pulmones bovino y porcino: Esta muestra está constituida por el tejido pulmonar propiamente tal y la tráquea, los que normalmente son decomisados, dadas las disposiciones sanitarias legales.

Metodología:

Se obtuvo el material desde ambos mataderos con una frecuencia semanal. Recolectando volúmenes que fluctuaron entre los 50 y 60 kg, en barriles de plástico higienizados previamente. La toma de las muestras se realizó cada 7 días alternando ambos mataderos seleccionados.

El material de decomiso fue transportado de inmediato al Laboratorio de Nutrición Animal.

Para la elaboración de los silos se emplearon recipientes de plástico de 3 (para VD) y 5 (para SRB) litros de capacidad, los que fueron usados según el contenido de materia seca del desecho a almacenar.

La sangre se pesó y luego fue acidificada con ácido fórmico 85% hasta alcanzar una concentración final del 3% p/v (Tatterson, 1982; Machin y col., 1986).

Una vez agitada y homogenizada la mezcla, se tomaron fracciones de 3 kg para su almacenaje en los recipientes plásticos.

Por su parte, vísceras y decomisos, también de alto contenido proteico, fueron pesadas y molidas separadamente según órgano, especie y sexo; luego se hizo una mezcla que contenía aproximadamente un 50% de hígado, 25% de pulmón, 15% de estructuras reproductivas y 10% de estructuras digestivas. Finalmente esta mezcla se acidificó con el mismo aditivo empleado en sangre y a igual concentración.

Luego del homogenizado se tomaron fracciones de 2 kg y se almacenaron en sus respectivos recipientes.

Para cada tipo de producto (SRB y VD) se prepararon 10 recipientes, 5 de los cuales se mantuvieron a temperatura ambiente y los 5 restantes a temperatura controlada de 20°C. (Tatterson, 1982; Raa y col., 1983). El tiempo total de almacenaje del ensilado fue de 35 días.

El control de la temperatura se realizó mediante un calefactor eléctrico provisto de un termostato.

Las temperaturas fueron determinadas diariamente durante todo el período de almacenamiento, empleando un termómetro de máxima y mínima.

Los registros de las temperaturas obtenidos fueron:

Temperatura Ambiental (°C): Máxima 

14,1 ± 2,6

 - Mínima

7,0 ± 2,9

 - Media

10,7 ± 4,6

Temperatura Controlada (°C): Máxima

22,1 ± 1,8

 - Mínima

20,0 ± 2,5

 - Media

21,0 ± 2,4

Para evaluar el efecto del tiempo de almacena de los subproductos tratados, al momento de preparar los recipientes, se tomó una muestra de 1 kg par su análisis químico. Posteriormente, el muestreo hizo cada 7 días: de esta manera los tiempos en que fueron abiertos los silos correspondieron a los 7, 14, 21, 28 y 35 días.

Las muestras fueron evaluadas a través de:

i)   Análisis Químico Proximal: Realizado de acuerdo a las técnicas propuestas por el A.O.A. (1980). ii)  pH: Microcomputer pH-Vision 246072 (Extec Instruments). ¡¡¡) Minerales: Se determinó calcio (Ca) y fósforo (P) mediante espectrofotometría de absorción atómica (Perkin Elmer 303) (Fick y col., 1976) la técnica fotocolorimétrica de Fiske y Subbarow (1925), respectivamente.

El diseño experimental utilizado fue de tipo factorial 2 x 2 x 2; el modelo utilizado fue:

 Yijkl  = u + Mi + Dj + Tk + Eijkl

Donde: 

Y = Variable observada
u = Promedio de la variable
Mi = Efecto fijo del i-ésimo matadero  (i = 1,2)
Dj = Efecto fijo del j-ésimo tiempo de ensilado (J = 0, 1, 2,...5)
Tk = Efecto fijo de la k-ésima temperatura (k = 1,2)
Eijkl = Error estándar asociado a la medición

Los resultados se describieron estadísticamente mediante promedio aritmético, desviación estándar y coeficiente de variación.

La significancia estadística para cada uno de los factores se realizó mediante análisis de varianza previa transformación de los valores mediante la prueba del arcoseno y como prueba de comparación entre medias se empleó el test de Student Newman Keulz (SNK), empleando el paquete estadístico SAS (S.A.S., 1982).

Resultados y discusión

Sangre residual bovina (SRB)

En el cuadro 1 se presenta la composición química proximal, minerales y pH de la SRB, según su matadero de origen.

En el Cuadro 1 se puede observar que el contenido de materia seca (MS) de la SRB presenta un bajo valor en ambos mataderos (18,4% y 19,1 %, respectivamente). La fracción predominante es la proteína cruda (PC) con proporciones que alcanzan el 90% en el M1 y 89,2% en el M2. Esta alta proporción de la fracción proteica determina a la vez que la sangre presenta valores casi marginales para los otros componentes, cada uno de los cuales no supera el 5%.

CUADRO 1 COMPOSICIÓN QUÍMICA PROXIMAL, CONTENIDO DE CALCIO Y FÓSFORO Y pH DE LA SANGRE RESIDUAL BOVINA (SRB) FRESCA, SEGÚN MATADERO (base MS)1-2

Fracción

Matadero 1

Matadero 2

Materia seca (%)

18,4 ± 0,5 (2,3)

19,1± 0,6 (2,7)

Proteína Cruda (%)

90,7 ±1,6 (1,8)

89,2 ± 1,1 (1,2)

Extracto etéreo (%)

0,25 ± 0,05a (20,0)

0,45 ± 0,05b (11,1)

Cenizas (%)

3,7 ± 0,2 (5,1)

3,6 ± 7,0 (7,0)

Fibra cruda (%) Ext. N° Nitrog. (%)

4,4 ± 1,3a (28,7)

11,6 ± 0,7 b (6,0)

Calcio (%)

0,034 ± 0,000 a (11,8)

0,054 ± 0,006b (16,3)

Fósforo (%)

0,094 t 0,004 a (4,3)

0,15 ± 0,03 b (16,7)

pH

6,5 ± 0,1 (1,8)

6,4 ± 0,2 (2,6)

1 promedio y desviación estándar 2 Los valores en paréntesis corresponden a coeficientes de variación.  a,b : Letras diferentes indican diferencias estadísticamente significativas (p  ≤ 0,05).

La fracción menos representada corresponde al extracto etéreo (EE) con un 0,25% en M1 y 0,45% en M2.

Por su parte, el extracto no nitrogenado (ENN) constituye el componente que presenta mayores diferencias entre M1 y M2 (4,4 y 11,6%, respectivamente), e igualmente presenta los coeficientes de variación más altos, especialmente en M1.

A pesar del importante contenido de cenizas en este residuo, el Ca y el P están scasamente representados. Es así como en M1 encontramos un 0,034% de Ca y 0,094% de P y en M2 los valores respectivos son de 0,054% y 0,15%.

El pH de las muestras de SRB de los dos mataderos fluctuó en alrededor de 6,5.

El análisis estadístico de los resultados revela que las fracciones de EE, ENN, Ca y P presentan diferencias significativas (p ≤ 0,05) entre ambos mataderos.

El valor nutritivo que presenta la SRB coincide con la información entregada por otros autores; señalando valores de PC de 85 a 90%, los que concuerdan con los obtenidos en este estudio (Cooke y Pugh, 1980; Ponce, 1982).

Los resultados obtenidos para EE, FC y ENN coinciden con los reportados por Borguesi y Aguirre (1980) y Ponce (1982), señalando que ellos tendrían una participación marginal, encontrándose generalmente en proporción inferior al 1%.

Se destaca el contenido de cenizas con alrededor del 3,6%, lo cual indica que en este desecho se encuentra un alto contenido mineral (Ponce, 1982; Fundación Chile, 1983).

Sin embargo, según Ponce (1982), los minerales más representados en estas cenizas corresponden a Na, K, Fe y Cl; en cambio los niveles de Ca y P son bajos y no sobrepasarían los 5 mg/100 ml y 28 rng/100 ml, respectivamente. Es así como la sangre puede considerarse como una buena fuente de minerales, aunque no de Ca y P específicamente.

Vísceras y decomisos

Los resultados del análisis químico proximal de esta muestra se entrega en el Cuadro 2. Se observa que presenta valores de MS de 25,6% y 26,8%, para los mataderos 1 y 2, respectivamente.

CUADRO 2 COMPOSICIÓN QUÍMICA PROXIMAL, CONTENIDO DE CALCIO Y FÓSFORO Y pH DE VÍSCERAS Y DECOMISOS (VD) FRESCOS, SEGÚN MATADERO (% Base MS)1-2

Fracción

Matadero 1

Matadero 2

Materia Seca (%)

25,6 ± 1,7a (6,6) 

26,8 + 0,7b (2,6)

Proteína Cruda (%)

74,6 ± 0,7 (0,9)

71,3 ± 0,8 (1,1)

Extracto etéreo (%)

18,7 ± 1,2 (7,7)

18,3 ± 1,4 (6,2)

Cenizas (%)

4,6 ± 0,4 (8,7)

4,6 ± 0,2 (4,3)

Fibra cruda (%)

1,7 ± 0,4 (21,2)

1,6 ± 0,1 (6,3)

Ext. No Nitrog. (%)

Calcio (%)

0,058 ± 0,005 (0,9)

0,059 ± 0,001 (1,7)

Fósforo (%)

0,61 ± 0,5 (0,8)

0,63 ± 0,02 (2,3)

pH

6,3 ± 0,1 (1,5)

6,3 ± 0,2 (2,6)

1Promedio y desviación estándar. 2Los valores en paréntesis corresponden a coeficientes de variación. a, b: Letras diferentes indican diferencias estadísticamente significativas (p ≤ 0,05).

La PC corresponde a la fracción más importante de esta muestra, con valores de 74,6% para M 1 y de 71,3% para M2.

El EE con valores de 18,7% y 18,3% para M1 y M2, respectivamente, refleja el alto nivel de materia grasa de las vísceras y decomisos representando, junto a las proteínas, los nutrientes más importantes de este desecho.

El contenido de cenizas alcanza niveles similares en ambos mataderos, con un valor de 4,6%.

El contenido de calcio y fósforo es bajo, presentando valores de 0,058% y 0,62% en M1 y 0,059 y 0,63% en M2, respectivamente.

El pH para este desecho fue levemente ácido con un valor aproximado de 6,3, siendo similar para ambos mataderos.

El análisis estadístico de los resultados demostró que sólo la materia seca presenta diferencias significativas (p  ≤ 0,05), entre M1 y M2.

Las probables diferencias de edad de los animales beneficiados en ambos mataderos podrían explicar en parte las diferencias encontradas entre ellos. Este factor tiene alta incidencia en el depósito graso del animal; éste aumenta con la edad, reduciéndose el contenido de agua corporal (Berg y Butterfield, 1978).

Poppe y Meier (1983), obtienen valores significativamente menores para PC (11,2%) y EE (7,1 %), a partir del ensilaje de una mezcla proteica de desechos de matadero, aunque entre ellos no se consideran hígados ni pulmones, que son la base de la mezcla utilizada en este ensayo y que serían los órganos que hacen mayor aporte de proteína y materia grasa como lo demuestran estudios realizados por Pearson y Dutson (1988).

Según estos autores, el tejido hepático es altamente proteico con valores de PC que fluctúan entre 64,0 a 74,0% y una proporción de materia grasa relativamente alta con alrededor de un 15% de extracto etéreo.

El tejido pulmonar aporta alrededor de un 80% de PC con un nivel de materia grasa elevado, el que alcanza aproximadamente a un 13% de EE (Yoshida y Nakatnura, 1983; Pearson y Dutson, 1988; Noda, 1991).

El tejido reproductor también hace un importante aporte de lípidos y proteínas, con niveles de PC cercanos al 80% y niveles variables de EE que van de 2,3 a 10,0% (Noda, 1991).

En relación a los otros nutrientes analizados, la proporción de ellos en los diferentes tejidos es variable. Así por ejemplo, los niveles de cenizas en hígado, pulmón y aparato reproductor macho fluctúan alrededor del 5,0% (Noda, 1991), siendo comparable al valor obtenido para la mezcla de vísceras y decomisos presentado en el cuadro 2.

En cambio en el aparato reproductor de la hembra este nutriente se presenta en una proporción más baja, siendo de sólo un 2,3% (Noda, 1991).

Los niveles de Ca y P son variables para los diferentes órganos. El contenido de Ca en la muestra analizada (0,058 y 0,059% para M1 y M2, respectivamente) es inferior al señalado en la literatura, en donde se indican valores que fluctúan entre un 0,08 y 0,15% según tipo de órgano (Noda, 1991).

Los niveles de P (0,61 y 0,63 para M1 y M2, respectivamente) son inferiores a los señalados por Noda (1991) para tejido hepático, pulmón y aparato reproductor hembra (1,23%, 1,40% y 0,92%, respectivamente).

Efecto de la temperatura de conservación sobre la composición química de los desechos ensilados

La temperatura media de almacenaje de los silos fue de 21°C para ambiente controlado y de 11°C la ambiental. En estos rangos de temperatura, ninguno de los desechos presentó diferencias estadísticas significativas (p > 0,05), entre los ensilados mantenidos a temperatura ambiente y los mantenidos a temperatura controlada. Por tal motivo este factor de variación no se consideró para el estudio del factor tiempo de conservación.

Efecto del tiempo de conservación sobre la composición química de los desechos ensilados

Según se describió anteriormente, algunos componentes químicos de las muestras frescas presentan diferencias significativas (p ≤ 0,05) entre inataderos. Por esta razón los resultados obtenidos, según el tiempo de ensilaje, se presentan corregidos mediante el método de los mínimos cuadrados, con el propósito de anular el efecto del matadero en la composición química de los desechos ensilados.

Efecto del tiempo de ensilaje sobre la composición química, mineral y pH de la sangre residual bovina (SRB)

En el cuadro 3 se presentan los resultados del análisis químico proximal, minerales y pH de la SRB fresca y ensilada.

CUADRO 3 EFECTO DEL TIEMPO DE CONSERVACIÓN SOBRE LA COMPOSICIÓN QUÍMICA PROXIMAL, MINERAL Y pH DE LA SANGRE RESIDUAL BOVINA (SRB) (% BASE MS) 1-2

Fracción

Tiempo (días)

0

7

14

21

28

35

Materia Seca (%)

20,2 ± 1,2 (5,9)

20,3 ± 0,6 (3,0)

20,2 ± 1,0 (5,9)

20,5 ± 1,0 (4,9)

19,8 ± 0,5 (4,9)

20,1± 0,3 (2,5)

Proteína Cruda (%)

87,5 ± 4,1 (4,7)

85,0 ± 3,5 (4,1)

87,0 ± 0,8 (2,5)

83,7 ± 0,8 (1,0)

85,7 ± 4,2(4,9)

90,2 ± 7,1 (7,9)

Extr. Etéreo

0,4 ± 0,1 (25,0)

0,4 ± 0,1 (25,0)

0,4 ± 0,1 (25,0)

0,3 ± 0,1 (33,3)

0,3 ± 0,1 (33,3)

0,3 ± 0,1 (33,3)

Cenizas

3,7 ± 0,3 (8,1)

3,6 ± 0,2 (5,6)

3,7 ± 0,4 (10,8)

3,8 ± 0,3 (7,9)

3,8 ± 0,1 (2,6)

3,7 ± 0,1 (2,7)

Fibra Cruda

-

-

-

-

-

-

Extr. No Nitrog. (%)

8,0 ± 4,3 (53,8)

10,8 ± 3,4 (31,5)

8,9 ± 2,1 (23,6)

12,3 ± 2,1 (9,8)

10,2 ± 4,3 (42,2)

9,8 ± 6,0 (61,2)

Calcio (%)

0,04 ± 0,01 (25,0)

0,05 ± 0,01 (20,0)

0,06 ± 0,01 (16,7)

0,05 ± 0,02 (40,0)

0,05 ± 0,02 (20,0)

0,06 ± 0,01 (16,7)

Fósforo (%)

0,14 ± 0,06 (42,9)

0,15 ± 0,06 (40,0)

0,15 ± 0,06 (40,0)

0,14 ± 0,05 (35,7)

0,14 ± 0,06 (42,9)

0,19 ± 0,02 (10,5)

pH

7,0 ± 0,3 a (43,0)

3,3 ± 0,1 b (3,0)

3,2 ± 0,1 b (3,1)

3,3 ± 0,1 b (3,0)

3,3 ± 0,1 b (3,0)

3,3 ± 0,1 b (3,0)

1Promedio y Desviación Estándar. 2 Los valores en paréntesis corresponden a coeficientes de variación. a, b: Letras diferentes indican diferencias estad StICanlente significativas (p ≤ 0,05).

Según se constata en el cuadro 3, a excepción de pH, ninguna de las fracciones analizadas presentan diferencias estadísticamente significativas (p > 0,05), entre la muestra fresca y las ensiladas. Esto revela que el proceso de ensilaje por acidificación no modifica la composición nutricional de la sangre, conservando sus características por largos períodos de tiempo (Sherman y col., 1981; Shirley, 1983; Ma y col., 1987).

La PC es el componente cuantitativamente más importante de la SRB, con niveles que varían entre 83,7 y 90,2%, los que no difieren significativamente (p > 0,05) entre la muestra fresca y las ensiladas.

En relación a los niveles de EE y C, como se aprecia en el cuadro 3, éstos son casi marginales en la muestra fresca y se mantienen sin mayores variaciones durante el tiempo de ensilaje. Estos resultados concuerdan con otros estudios en que se destaca la escasa relevancia de estas fracciones en la sangre, tanto fresca como ensilada (Borguesi y Aguirre, 1980; Ponce, 1982).

El contenido de los macroelementos, Ca y P, no varía de manera significativa (p > 0,05), por efecto del ensilaje, manteniéndose en niveles bajos y conservándose una razón Ca:P aproximada de 1:2,7.

Estos resultados concuerdan con los entregados por Ponce (1982), quien determinó que la sangre, a pesar de presentar una proporción de cenizas de 3 a 5%, hace un escaso aporte de Ca y P.

El pH varía de manera significativa (p ≤ 0,05) entre la muestra fresca y las ensiladas, con valores de 7,0 y 3,3 respectivamente. Este brusco descenso del pH es atribuible a la acción del ácido fórmico adicionado a la sangre.

Efecto del tiempo de ensilaje sobre la composición química, mineral y pH de vísceras y decomisos (VD)

Los resultados del análisis químico proximal, mineral y pH de estos desechos, frescos y ensilados, se presentan en el cuadro 4.

CUADRO 4 EFECTO DEL TIEMPO DE CONSERVACIÓN SOBRE LA COMPOSICIÓN QUÍMICA PROXIMAL, MINERAL Y PH DE VÍSCERAS Y DECOMISOS (VD). (% Base NS) 1-2

Fracción

Tiempo (días)

0

7

14

21

28

35

Materia Seca (%)

26,2 ± 1,7 (6,5)

26,0 ± 0,9 (3,5)

25,6 ± 0,7 (2,7)

26,6 ± 0,7 (2,6)

26,0 ± 0,8 (3,1)

26,2 ±1,6 (6,1)

Proteína Cruda (%)

73,0 ± 2,1 (2,9)

73,8 ± 1,1 (1,5)

74,2 ± 1,1 (0,9)

71,2 ± 2,7 (3,8)

73,8 ± 2,2 (3,0)

72,8 ± 2,6 (3,6)

Extr. Etéreo (%)

20,8 ± 1,5 (7,2)

21,6 ± 1,5 (6,9)

22,2 ± 1,2 (5,4)

22,2 ± 1,5 (6,8)

22,2 ± 0,5 (2,3)

22,8 ± 0,9 (3,9)

Cenizas (%)

4,6 ± 0,4 (8,7)

4,5 ± 0,2 (4,4)

4,3 ± 0,4 (9,3)

4,4 ± 0,2 (4,5)

4,6 ± 0,3 (6,5)

4,6 ± 0,2 (4,3)

Fibra Cruda (%)

1,6 ± 0,3 (18,8)

1,9 ± 0,5 (26,3)

1,6 ± 0,4 (0,3)

1,8 ± 0,4 (22,2)

1,6 ± 0,2 (0,1)

1,5 ± 0,3 (0,2)

Extr. No Nitrog. (%)

Calcio (%)

0,058 ± 0,001 (1,7)

0,061 ± 0,005 (8,2)

0,058 ± 0,002 (3,4)

0,057 ± 0,002 (3,5)

0,007 ± 0,002 (3,5)

0,061 ± 0,003 (4,9)

Fósforo (5%)

0,63 ± 0,03 (4,8)

0,61 ± 0,06 (9,8)

0,64 ± 0,06 (9,3)

0,56 ± 0,02 (3,6)

0,59 ± 0,04 (6,8)

0,64 ± 0,07 (10,9)

pH

6,3 ± 0, la (1,6)

3,4 ± 0, lb (2,9)

3,3 ± 0,lb (3,0)

3,6 ± 0,1b (8,3)

3,4 ± 0,lb (2,9)

3,5 ± 0,2b (5,7)

1  Promedio y Desviación Estándar. 2  Los valores en paréntesis corresponden a coeficientes de variación. a,b: Letras diferentes indican diferencias estadísticamente significativas (p: ≤ 0,05).

En el cuadro 4 se puede observar que sólo para pH se presentan diferencias significativas (p < 0,05) entre la muestra fresca y las ensiladas.

La proporción de MS fluctúa alrededor del 26%, con variaciones pequeñas que no señalan ninguna tendencia clara. Estos resultados concuerdan con trabajos realizados por Poppe y Meier (1983) y Machin y col. (1986), quienes obtienen proporciones similares de MS para este residuo ensilado.

Por otra parte, las muestras ensiladas conservan el tenor proteico de la muestra fresca; aunque se presentan variaciones en el contenido de PC en los diferentes tiempos de tratamiento, las diferencias no alcanzan a ser significativas (p > 0,05), indicando que el ensilaje no altera el valor proteico de este residuo.

El EE presenta leves incrementos a lo largo del período de ensilaje. Sin embargo, no se alcanzaron diferencias significativas (p > 0,05), entre las muestras ensiladas y la muestra fresca.

El ensilado obtenido en este estudio tiene alrededor del 22% de materia grasa; no habiendo sido desgrasado previamente, dicho contenido lipídico pudiera considerarse bajo. Sin embargo, ello se explicaría por la baja proporción (menos del 15%) de órganos digestivos que incluye, predominando en cambio órganos tales como pulmón, hígado y tejido reproductivo, los que según Noda (1991), presentan baja proporción de EE.

El contenido de C fluctúa alrededor del 4,5%, tanto para la muestra fresca como para las ensiladas, sin que existan diferencias significativas (p > 0,05) entre ambas.

Los macroelementos, Ca y P, se mantienen en las mismas proporciones que en la muestra fresca (alrededor de 0,058 y 0,63%, respectivamente), durante todo el período de tratamiento.

Hay marcadas diferencias entre estos resultados y los señalados por Machin y col. (1986). Ellos obtienen: 0,22% de Ca y 0,33% de P. Estas diferencias podrían ser, en parte, consecuencia de los diferentes tipos de tejidos considerados en cada estudio.

El pH se reduce bruscamente al adicionar el ácido fórnico, alcanzándose en la primera semana un valor de 3,4; el cual es estadísticamente diferente (p:5 0,05), al de la muestra fresca, con un pH de 6,4. Luego de la primera semana de tratamiento, los valores de pH no se modifican de manera significativa, manteniéndose alrededor del 3,5.

Referencias

ASSOCIATION OF OFFICIAL AGRICULTURAL CHEMIST (ADAC). 1980. Official methods of analysys of the A.O.A.C. 13° ed. Washington D.C. 957 p.

BERG, R.T.; R.M. BUTTERFIELD. 1978. Nuevos conceptos sobre desarrollo del ganado vacuno. Editorial Acribia, España.

BORGUESI, V.; S. AGUIRRE. 1980. La sangre animal. Una fuente potencial cíe proteínas para el consumo humano. 1) Recuperación, tecnologías de transformación, valor nutricional y utilización. Alimentos 5: 25-31.

COOKE, B.C., M.L. PUGH. 1980. Slaughter waste in animal feeding. En: By-Products and wastes in Animal Feeding. An Occasional publication of the British Society of Animal Production, N° 3, pp: 79-83.

FICK, K., S. MILLER, J. FUNK, L. Mc DOWELL, R. HouSER. 1976. Métodos de análisis de minerales para tejidos de plantas y animales. U. de Florida. Inst. de Cs. Alimentarias y Agropecuarias, 82 p.

FISKE, C.H., y SUBBAROW. 1925. The colorimetrics determination of phosphorous, J. Biol. Chem. 66: 375.

FONTENOT, J.P., K.E. WEBB. 1975. Health aspects of recycling animal waste by feeding. J. Anim. Sei. 40: 1267-1274.

FUNDACION CHILE - INTEC. 1983. Estudio de aprovechamiento de residuos agroforestales. Cap. III. Residuos de matadero. Vol. 1,68p.

GÁNDARA, L.J. 1986. Evaluación de algunos aspectos técnicos sanitarios de los mataderos existentes en la provincia de Ñuble. Tesis Med. Vet. Concepción. Fac. Cs. Agropec. Forest. Universidad de Concepción. 77 p.

LARA, E.M. 1985. Consideraciones técnico-sanitarias de los mataderos existentes en la VII Región. Tesis Med. Veterinaria. Valdivia, Fac. Cs. Vet., Universidad Austral de Chile. 78 p.

MA, M.D., L.C. WUNG, S.Y. CHELA, H.K. LILA, C.C. Kuo. 1987. Studies on the lactic fermented pig blood. 2) The preparation of dry lactic fermented pig blood and its feeding tial. English Summary of Annual Research Report, July 1986-June 1987, Animal Industry Research Institute. (Compendio en: Nutr. Abst. Rev. 58: 4588, 1988).

MACHIN, D.H., D.E. SILVERSIDE, D.A. HÉCTOR, W.H. PARR. 1986. The utilization by growing pigs of ruminant offal hydrolysed in formic acid. Anim. Feed Sci. and Technol. 15 (4): 273-284.

NODA, M.A. 1991. Caracterización química de los desechos de matadero. Tesis Med. Vet. Santiago, Fac. Cs. Vet. Pec., Universidad de Chile. 196 p.

PEARSON, A.M., T.R. DUTSON. 1988. Edible meat by-products. Advances in meat research. Vol. 5. Elsevier Applied Science Publisher L.T.D., 439 p.

PONCE, M. 1982. Utilización de la sangre animal para consumo humano. Cent. Tecnol. Carne N° 10: 143-161.

POPPE, S., H. MEIER. 1983. The production and feed value of mixed protein silage. Pig News and Information 4: 29-33.

RAA, J., A. GILDBERG, T. STRONI. 1983. Silage production: theory and practice. In: Upgrading Wastes for Feeds and Food. London, Butterworth. 321 p.

STATISTICAL ANALYSIS SYSTEM (S.A.S.). 1982. User's guide. Statistical Analysis Institut. Inc. Cary. North Caroline. 584 p.

SHERMAN, D.L., J.M. HARRIS, J.F. EASLEY, R.L. SHIRLEY. 1991. Utilization by steers of diets with whole blood. Feedstuffs 53: 34.

SHIRLEY, R.L. 1983. Whole blood as a source of dietary protein for livestock. World Anim. Rev. Nº46,46-47. (Compendiado en: Nutr. Abst. Rev. 53: 4196, 1983).

TATTERSON, I.N. 1982. The preparation and storage of fish silage. Anim. Feed Sci. Tech. 7: 153-159.

YOSHIDA, J., R. NAKANIURA. 1983. Feeding value of porcine viscera for chicks. Jpn. Poult. Sci. 20: 30-Recibido el 16 de marzo de 1994, aprobado el 20 de junio de 1994.