Obituario

  • Dra. Marta Rivas Riveros (1917-1994)

Resumen

Abstract

 

Marta Rivas R. nació en Iquique el 21 de diciembre de 1917. En esta ciudad realizó estudios primarios destacándose como una excelente alumna. Posteriormente se trasladó a Santiago, ciudad en la que cursó sus estudios secundarios en el Liceo N° 1 de Niñas, ingresando a continuación a la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Chile donde recibió el título de Médico Veterinario el 13 de septiembre de 1944. Es decidor el hecho que ya en el segundo año de la carrera realizó ayudantía en Microbiología, especialidad a la que se dedicaría con abnegación, cariño y energía, durante toda su vida profesional.

Gran parte de sus labores profesionales las desarrolló en la Cátedra de Microbiología de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad de Chile, donde impartió clases en pre y postgrado, durante 34 años hasta su retiro ocurrido a fines de 1983. Con anterioridad se había desempeñado como médico veterinario en el Matadero Municipal de Santiago y en el Instituto de Investigaciones Veterinarias del Ministerio de Agricultura. Luego de jubilar se dedicó a la actividad privada siempre en relación con su amada especialidad, la microbiología.

 

La Dra. Rivas fue cofundadora del Colegio Médico Veterinario de Chile incorporándose al Colegio de la Orden el 10 de marzo de 1956. Fue miembro del Consejo provincial de Santiago y del Consejo General durante varios períodos. Por sus relevantes servicios prestados a la Medicina Veterinaria chilena como miembro directivo de la Orden, el 7 de octubre de 1977 se le otorgó el Diploma Especial. En 1985 se le confirió una Distinción al cumplir 40 años de profesión.

Su paso por la Universidad estuvo marcado por una entrega total a actividades académicas de pre y post grado. Sus estudios microbiológicos se plasmaron en diversas publicaciones nacionales e internacionales. Su dedicación a la enseñanza se trasunta en la realización de más de 60 tesis de título; dan fe del amor que sentía hacia sus alumnos, ahora profesionales, el hermoso recuerdo que de ella tienen.

Sus colegas le recordaremos por su bondad y generosidad hacia sus semejantes, su energía don que defendía sus posiciones, y un gran espíritu de trabajo y dedicación para realizar sus labores diarias, constituyéndose para nosotros un ejemplo no sólo en lo profesional sino que fundamentalmente en lo humano.

Para sus hijos, uno de ellos médico veterinario, fue un ejemplo de amor y superación, y lo más importante de coraje ante la vida.

Retirada de sus actividades profesionales la Dra. Marta Rivas Riveros fallece en Santiago el 25 de junio del presente año.