Trabajos Originales

  • Tiempo empleado en el faenamiento de novillos en plantas faenadoras de carne semimecanizadas

Resumen

En mataderos semimecanizados de la Región Me­tropolitana de Chile se describe el tiempo ocupado en faenar un novillo. En promedio el faenamiento de un novillo dura 33,2 ± 5,6 minutos totales, de los cuales 21,9 ± 1,9 minutos son de trabajo efecti­vo y el resto es período inactivo. Se destaca la homogeneidad del período activo y la heterogenei­dad del tiempo inactivo. Se analizan las demoras producidas en las diferentes etapas del faena­miento.

Palabras claves: mataderos, novillos, tiempo de faenamiento.

Abstract

Time and motion study of steers slaughtering was performed in semi-mechanized slaughter­houses of the Metropolitan region in Chile. Processes times of productive labours and improductive delay time are described. Productive time labours lasts 21.9 ± 1.9 minutes, improductive time lasts 11.3 ± 5.4 minutes and the entice process lasts 33.2 ± 5.6 minutes.

Key words: slaughterhouses, steers, slaughtering time.

 

Abstract

En mataderos semimecanizados de la Región Me­tropolitana de Chile se describe el tiempo ocupado en faenar un novillo. En promedio el faenamiento de un novillo dura 33,2 ± 5,6 minutos totales, de los cuales 21,9 ± 1,9 minutos son de trabajo efecti­vo y el resto es período inactivo. Se destaca la homogeneidad del período activo y la heterogenei­dad del tiempo inactivo. Se analizan las demoras producidas en las diferentes etapas del faena­miento.

Palabras claves: mataderos, novillos, tiempo de faenamiento.

Abstract

Time and motion study of steers slaughtering was performed in semi-mechanized slaughter­houses of the Metropolitan region in Chile. Processes times of productive labours and improductive delay time are described. Productive time labours lasts 21.9 ± 1.9 minutes, improductive time lasts 11.3 ± 5.4 minutes and the entice process lasts 33.2 ± 5.6 minutes.

Key words: slaughterhouses, steers, slaughtering time.

 

Introducción

La agroindustria es uno de los sectores empresariales cuyo estudio y análisis adquiere cada día más importancia en los países en desarrollo, no sólo por la relevancia que tiene en la conservación y comercialización de los productos silvo agropecuarios, sino por los efectos que ejerce sobre el conjunto de las variables que caracterizan un desarrollo económico armónico. (Chile-Odepa, 1977).

Uno de los subsectores de la agroindustria pecuaria de gran importancia son las plantas faenadoras de carne o mataderos, tanto por los principios fundamentales de higiene que ellas representan, como por las consideraciones de orden económico que su función involucra (FAO, 1959).

El beneficio de animales y su industrialización, que se realiza en estas plantas, se pueden definir como el conjunto de operaciones mecánicas, físicas y químicas que tienen por finalidad transformar higiénica y eficientemente animales vivos sanos, en carnes y productos cárneos comestibles de calidad, de modo que satisfagan las exigencias del consumidor (FAO, 1981).

Para que las Plantas Faenadoras cumplan con estas condiciones deben estar perfectamente concebidas para conseguir las máximas garantías higiénicas, la racionalización y seguridad en el trabajo, la eficacia y economía en todas las operaciones. El deficiente estado de los mataderos contribuye a hacer lenta la preparación y comercio de las carnes. Además está ligado a deficiencias de funcionalidad, condiciones ambientales de trabajo poco favorables y a la aplicación de una técnica no cuidada en la ejecución de las actividades en el proceso de faenamiento (Asdrubali y Stradelli, 1969).

Al crear las condiciones óptimas de desarrollo del proceso de producción en los mataderos, mediante una buena distribución del espacio, desarrollo práctico de la mecanización y racionalización del trabajo, es factible reducir la casi totalidad de los factores que aumentan el costo del proceso (Sustitución Producción, 1977).

Durante años la medida o estimación de los tiempos que exigen o corresponden a cada trabajo, ha sido una inquietud planteada desde diferentes puntos de vista, como son, los convenios colectivos, negociaciones laborales, los conceptos de rendimiento, planificación y tantos otros factores que afectan a la producción. Conociendo íntimamente la justificación de los movimientos que componen cada actividad laboral, se puede estimar los tiempos de estas operaciones. Para conseguir esto, la observación directa o el cronometraje parece ser el procedimiento más real y racional (Mateos, 1974).

En consideración a lo expuesto y tomando en cuenta que la base de la productividad es el conocimiento de los tiempos que se precisan para realizar una actividad, se plantea como objetivo el estudio del tiempo empleado en las diferentes actividades del faenamiento de bovinos en mataderos semimecanizados, midiéndose en uno de los tipos de ganado que se faena con mayor frecuencia y que es de alto interés comercial como es el novillo.

Material y métodos

La recolección de información se realizó en tres mataderos semimecanizados de la Región Metropo­litana. Se definió como matadero semimecanizado aquel que poseía los siguientes elementos: cajón de insensibilización, tecles eléctricos y manuales para el izamiento de animales beneficiados y sus cana­les, camillas para el desuello, sierras eléctricas para dividir los canales a través de la columna vertebral y transporte en forma manual de los animales sacrifi­cados y canales por rieles aéreos.

Se confeccionó un esquema por matadero con las etapas de la línea de faenamiento y las actividades realizadas en cada una de ellas en forma correlativa. Las actividades en la línea de faenamiento incluyen todos los trabajos realizados en el animal beneficia­do y su canal, incluso 'elevaciones al riel', 'transportes' y detenciones o demoras que se pro­ducen en el proceso.

Las mediciones se realizaron en un total de 300 animales, número determinado según fórmula de Cochran para un 95% de confianza en la estimación (1966).

Para determinar las Plantas Faenadoras a estu­diar y el número de animales a controlar en cada una de ellas se utilizó muestreo por conglomerados en dos etapas con probabilidad proporcional al tamaño de los conglomerados (Astudillo 1979).

Definición de términos:

Trabajo efectivo: es el tiempo ocupado en realizar el conjunto de las actividades de la línea que represen­ta un verdadero trabajo (operación y transporte).

Período inactivo: es el tiempo ocupado por todas las demoras existentes en la línea de faenamiento. Tiempo total: es la sumatoria del trabajo efectivo y período inactivo.

Actividades coincidentes: son aquellas activida­des comunes a los tres mataderos estudiados y que involucran un mismo trabajo.

Actividades propias: actividades que son realiza­das sólo por alguno de los mataderos.

Trabajo total: es la sumatoria del tiempo ocupa­do por las actividades coincidentes y actividades propias.

En los mataderos seleccionados se realizaron las mediciones de los tiempos empleados en cada una de las actividades del faenamiento de novillos. Para registrar el tiempo ocupado en cada actividad se aplicó la técnica de Mundel (1975). Previo a las mediciones, se establecieron las horas de continuo y pleno proceso de faenamiento a fin de realizar en ese período el cronometraje.

Se describe estadísticamente el tiempo ocupado en las diferentes actividades del faenamiento y a través de un análisis de varianza y comparaciones múltiples de Scheffé, se compara el tiempo ocupa­do en las actividades entre los mataderos.

Resultados y discusión

El cuadro 1 describe estadísticamente por matadero el tiempo de faenamiento de un animal según tipo de actividad, analizado a través del trabajo efectivo, período inactivo y tiempo total.

La evaluación de los resultados en las activda­des coincidentes muestra que el trabajo efectivo presenta un alto grado de uniformidad entre los mataderos, asociado a una baja variabilidad en las mediciones. Contrariamente el período inactivo presenta una gran variabilidad en las mediciones de tiempo, manifestada a través del coeficiente de va­riación.

En cuanto a las actividades propias que realiza cada matadero, el tiempo empleado en trabajo efec­tivo no es muy prolongado, pero si lo es en el período inactivo especialmente en el Matadero 1, con 11,5 minutos, valor que triplica al resto de los promedios.

El tiempo total ocupado en faenar un animal fluctuó en promedio en los mataderos entre 27,8 minutos y 37,4 minutos, con un tiempo promedio total de 33,2 minutos (cuadro 1).

CUADRO 1 DESCRIPCIÓN ESTADÍSTICA DEL TIEMPO (MINUTOS) OCUPADO EN FAENAR UN NOVILLO, POR PLANTA FAENADORA SEGÚN ACTIVIDAD, EN LA REGIÓN METROPOLITANA

Actividades

Planta 1

Planta 2

Planta 3

Tota

Media

S

C.V.

Media

S

C.V.

Media

S

C.V.

Media

S

C.V.

(min)

(min)

(%)

(min)

(min)

(%)

(min)

(min)

(%)

(min)

(min)

(%)

Coincidentes                                      ---------------------- -

Trabajo efectivo

18,8

1,3

7,1

19,6

1,2

6,1

19,5

1,0

5,3

19,3

1,2

6,4

Período inactivo

4,8

1,9

38,7

7,3

3,2

44,1

4,9

2,5

51,7

5,7

2,8

49,9

Tiempo total

23,7

2,4

10,2

26,9

3,3

12,1

24,5

2.4

9,9

25,0

3,0

12,1

Propias                                         ---------------------- -

Trabajo afectivo

2,3

0,2

8,7

4,2

0,4

10,1

1,3

7.82

10,2

2,6

1,3

49,0

Período inactivo

11,5

3,4

29,4

3,4

1,9

57,0

2,1

1,9

92,2

6,5

4,9

75,2

Tiempo total

13,8

3,4

24,8

7,6

2,0

26,5

3,3

1,9

57,7

8,2

5,0

60,5

Total                                       ---------------------- -

Período inactivo

21,1

1,4

6,5

23,8

1,4

5,8

20,8

1,1

5,1

21,9

1,9

8,5

Período inactivo

16,3

3,9

23,6

10,6

3,8

26,0

7,0

3.9

55,1

11,3

5,4

48,0

Tiempo total

37,4

4,2

11,2

34,4

3,7

10,6

27,8

3,7

13,2

33,2

5,6

16,8

min   :minutos S      :desviación estándar C.V.  :coeficiente de variación

Los resultados obtenidos son semejantes a los señalados por otros autores: es así como, estudios de rendimiento realizados en mataderos italianos, indican que el proceso ocupa un tiempo de 30 minu­tos (Asdrubali y Stradelli, 1969). Hammons (1976), señala que el tiempo total de faenamiento por animal, varía entre de 34,4 a 59,3 minutos y el tiempo de trabajo efectivo entre 24,9 a 39,5 minu­tos.

Estudios de factibilidad hechos en mataderos de la ex red Socoagro, indican que ocupan un tiem­po aproximado de 45 minutos por animal (CHILE­CADE, 1964).

En la información entregada para el trabajo total destaca, por una parte, la homogeneidad en el tra­bajo efectivo en los mataderos y por otra parte, la heterogeneidad del período inactivo, cuadro 1.

El alto promedio de tiempo y la gran variabilidad del período inactivo en las actividades propias de cada matadero, se explicarían principalmente por la cantidad de 'demoras' que se verifican en cada línea de faenamiento. Esto daría posibilidades de introducir modificaciones en el proceso para redu­cirlo.

El cuadro 2 muestra la relación porcentual entre el período inactivo y el tiempo total de faenamiento para las diferentes actividades. Se puede destacar que en las actividades coincidentes el período inac­tivo representa sólo entre un 20% a un 27,2% del tiempo total. Contrariamente en las actividades pro­pias, la inactividad representa según matadero entre un 44,2% y un 83,6% según matadero del tiempo total. Esto estaría indicando que los problemas de 'demoras' se originan en las actividades que se ejecutan particularmente en cada matadero.

El Matadero 3 fue el que registró un menor tiempo de inactividad (41,81 segundos), lo que representa el 25% del tiempo total del proceso.

CUADRO 2 RELACIÓN PORCENTUAL ENTRE PERÍODO INACTIVO Y TIEMPO TOTAL EN PLANTAS FAENADORAS SEMIMECANIZADAS DE LA REGIÓN METROPOLITANA

Actividades

Planta 1

Planta 2

Planta 3

Total

Coincidentes:                     ---------------------- 

Trabajo efectivo

79.6

72,8

80,0

77,3

Período inactivo

20,4

27.2

20,0

22,7

Tiempo total 100,0 100,0 100,0 100,0

Propia:                     ---------------------- 

Trabajo efectivo

16,4

55,8

38,0

21,3

Período inactivo

83.6

44,2

62,0

78,7

Tiempo total

100,0

100,0

100,0

100,0

Total:                     ---------------------- 

Trabajo efectivo

56,4

56,4

74,9

65,9

Período inactivo

43,6

43,6

25,1

34,1

Tiempo total

100,0

100,0

100,0

100,0

Hammons (1976), señala al respecto que estu­dios de tiempos hechos en 25 mataderos de Estados Unidos, revelan que cuando el 'tiempo improducti­vo' es menor al 25 % del 'tiempo total', el matadero está obteniendo el óptimo balance de la línea. Esta­blecer este tiempo óptimo depende de diversas con­diciones presentadas en un matadero en particular y frecuentemente este valor no puede ser conseguido.

El cuadro 3 describe estadísticamente el tiempo ocupado en cada una de las actividades coinciden­tes, por matadero y total. Estas actividades son comparables, ya que involucran un mismo trabajo y en cuyo tiempo de ejecución sólo podrían influir factores, tales como, condiciones de infraestructura de cada matadero, equipamiento, número de opera­rios que intervienen en cada actividad, etcétera.

CUADRO 3 DESCRIPCIÓN ESTADÍSTICA DEL TIEMPO OCUPADO EN LAS ACTIVIDADES DE FAENAMIENTO DE NOVILLOS EN PLANTAS FAENADORAS SEMIMECANIZADAS DE LA REGIÓN METROPOLITANA

Actividades

Tiempo (segundos)

Planta

Promedio

Desviación

1

2

3

Total

Típica

Abertura de la compuerta de ingreso al cajón

2,97

2,95

2,97

2,96

0,35

Introducción de la res al cajón

5,99

7,91

7,31

7,07

5,29

Bajada de la compuerta del cajón

2,79

2,99

3,35

3,04

0,54

Demora

2,20

2,03

2,67

2,30

0,62

Insensibilización

10,47

12,32

20,23

14,35

8,68

Demora

47,94

69,54

132,04

83,29

50,18

Abertura y cierre de la compuerta lateral

3,82

5,08

18,39

9,11

7,29

Subtotal

76,18

102,82

186,96

122,12

--

Bajada del tecle eléctrico

17,07

24,42

42,56

28,05

10,97

Encadenado de los tarsos

19,10

15,38

13,64

16,04

6,41

Elevación al riel aéreo

28,30

26,30

50,14

34,94

11,49

Transporte sobre el riel

7,70

8,64

5,03

7,12

1,86

Sangría

242,54

239,13

238,19

239,95

34,28

Desolle y corte de la cabeza

67,09

90,04

99,04

85,39

17,53

Demora

141,87

213,45

149,88

168,07

143,93

Bajada y ubicación de la res y la camilla

55,66

41,95

15,71

37,77

17,18

Trabajo en la camilla

347,36

367,24

333,40

349,33

34,13

Bajada del tecle

42,90

40,87

15,27

32,98

12,81

Colocación de ganchos y separador

13,94

11,93

4,61

10,16

4,63

Semielevación y desolle terminal

51,25

111,00

100,56

87,60

29,85

Ubicación del animal en el riel aéreo

14,05

12,32

14,29

13,55

3,04

Bajada el cuero

32,92

15,63

15,64

21,40

10,19

Evisceración total

48,88

116,79

50,69

72,12

34,82

Demora

99,05

152,42

10,05

87,17

88,32

División de la canal

85,55

81,55

92,06

86,39

16,36

Transporte sobre el riel

10,19

4,31

7,01

7,17

2,72

Lavado y limpieza

80,25

70,05

73,39

74,56

15,87

En primer lugar se analiza el trabajo realizado en el cajón de insensibilización, que comprende las siete primeras actividades que van desde la 'aber­tura de la compuerta de ingreso al cajón' hasta 'abertura y cierre de la compuerta lateral del cajón'. El menor tiempo promedio para éstas lo ocupa el Matadero 1 (76,18 segundos) y se debe a que cuenta con un cajón en buenas condiciones y un método de trabajo que consiste en introducir un máximo de tres animales al cajón en forma simultá­nea produciéndose una mejor faena en sincroniza­ción con las actividades que le suceden (hasta la 'sangría', inclusive), lo que evita una acumulación de animales 'insensibilizados' en el cajón. Esto se refleja en un tiempo menor en las 'demoras' inclui­das en esta etapa.

El tiempo promedio empleado en el Matadero 2 (102,82 segundos), se debe a que introducen una mayor cantidad de animales (se contaron hasta 6 reses dentro del cajón) lo que provoca una mayor dificultad para realizar el trabajo. Por su parte el mayor tiempo promedio ocupado en el matadero número 3, se debe a que cuenta con un cajón inade­cuado y en mal estado.

Estas actividades en los tres mataderos ocupan un tiempo promedio de 122,12 segundos, debido en gran parte a la 'demora' provocada después de la 'insensibilización'. Hammons (1976) indica que en mataderos mecanizados de Estados Unidos, en la ejecución de las actividades antes señaladas se em­plea un tiempo promedio de 82 segundos. En rela­ción al método de trabajo, destaca que la mayoría de las plantas faenadoras introducen un número de 3 animales al cajón, lo que ocupa un menor tiempo promedio que el introducir un animal cada vez.

El tiempo ocupado en el 'transporte sobre el riel' es función de la longitud del trayecto recorrido de 6, 7 y 4 mt en los Mataderos 1, 2 y 3, respectivamente.

En la actividad 'sangría', el tiempo promedio ocupado fue similar en los mataderos.

En la actividad 'desolle y corte de la cabeza', los resultados muestran que los mataderos estudiados difieren estadísticamente. El menor tiempo ocupa­do por el Matadero 1 (67,09 segundos), es debido a la posición del operario para ejecutar esta opera­ción: la cabeza del animal queda a una altura que permite al operador trabajar indistintamente senta­do o de pie. Barnes (1979), señala que el operario debe poder cambiar de posición durante el trabajo, permaneciendo sentado o de pie, según prefiera, lo que permite que descanse ciertos músculos; además el cambio de posición influye favorablemente sobre el sistema circulatorio. También ha comprobado que el permanecer mucho tiempo en una determina­da posición produce más cansancio que el cambiar alternativamente de postura.

En la actividad 'bajada y ubicación de la res a la camilla' destaca el menor tiempo ocupado por el Matadero 3 (15,71 segundos) que se debe al uso de un teclee manual simple, donde la velocidad está en relación al peso del animal. Barnes (1979), señala que siempre que sea posible deberá utilizarse la gravedad, esto ahorra tiempo y permite a los opera­rios comenzar la actividad siguiente simultánea­mente, sin romper el ritmo.

Se considera el 'trabajo en la camilla' como la actividad más importante de la línea de faenamien­to. La descripción estadística indica que el tiempo promedio ocupado en los mataderos varió entre 333,4 y 367,24 segundos.

En la actividad 'colocación de ganchos y separa­dor' el menor tiempo lo emplea el Matadero 3 (4,61 segundos) por poseer un separador fijo al teclee, que permite un fácil enganche de éste a las extremidades del animal.

En la operación 'semielevación y desolle termi­nal', destaca el menor tiempo ocupado por el Mata­dero 1 (51,25 segundos) al disponer de 4 operarios para realizarla, quienes además efectúan otras acti­vidades secundarias dentro de la línea, tales como, 'lavados', 'transportes', 'corte de campos', etc. En cambio en los Mataderos 2 y 3 (que demoran 111,00 y 100,56 segundos, respectivamente) esta operación es realizada por los mismos operarios que trabajan en las camillas. Por otra parte, en el Mata­dero 3 en este lugar se utiliza un teclee manual, cuya operación de elevación es más lenta al requerir un mayor esfuerzo por parte del operario que lo ac­ciona.

La operación 'evisceración total' en los Matade­ros 2 y 3 incluye las actividades 'evisceración abdo­minal' y 'evisceración toráxica' realizadas por se­parado, mientras que en el Matadero 1 se efectúa en una sola operación. Se debe señalar que para com­parar el Matadero 1 con los otros dos, en estos últimos se sumaron los tiempos parciales ocupados en cada tipo de evisceración. El Matadero 2 emplea un mayor tiempo (116,79 segundos) con respecto a los otros mataderos en estudio (48,88 y 50,69 se­gundos) que sólo puede ser atribuido a una menor eficiencia del operario, ya que el trabajo es realiza­do en las mismas condiciones. Datos entregados por Hammons (1976), señalan que en mataderos mecanizados en esta operación se ocupa un tiempo promedio de 65 segundos, similar al promedio total de 72,12 segundos.

En la actividad 'división de la canal', se obtu­vieron promedios que fluctuaron entre 81,55 y 92,06 segundos. El Matadero 3 emplea un mayor tiempo debido a deficiencias en la sierra eléctrica y al hecho de faenar animales con un mayor peso. Hammons (1971), obtuvo tiempos inferiores (58 segundos), producto del uso de elementos de tra­bajo más modernos para ejecutar esta operación.

En la actividad 'transporte sobre el riel', el tiem­po ocupado por cada matadero se relaciona con la distancia del trayecto recorrido.

El número de demoras no fue igual en las tres plantas, siendo el matadero número 1 el que presen­tó un mayor número de éstas (10).

La demora observada a continuación de las acti­vidades 'sangría' y 'desolle y corte de la cabeza', es la que provoca la mayor detención en el proceso de faenamiento y se produce por la metodología de trabajo usada, ya que previamente 'insensibilizan' y 'desangran' una gran cantidad de animales antes de poner en marcha las demás actividades del pro­ceso.

La 'demora' que se produce entre la 'eviscera­ción total' y la 'división de la canal', se debe al mayor tiempo que demanda esta última actividad (Matadero 1), o a un número inferior de operarios (Mataderos 2 y 3), lo que provoca una detención del proceso.

La mayor 'demora' posterior a la operación de 'insensibilización' en el Matadero 3, está originada por el mal estado del cajón de insensibilización, lo que provoca una mayor permanencia de los anima­les insensibilizados dentro de él.

En el Matadero 3 se produce una demora después de realizado el 'trabajo en la camilla' causada por disponer de un solo teclee de elevación al riel, en el cual además se ejecutan otras actividades ('semi­elevación y desolle terminal', 'bajada del cuero' y 'evisceración abdominal').

Cabe señalar que las condiciones antes indicadas constituyen uno de los factores que inciden fuerte­mente en el tiempo de obtención del producto final. Junto con ello, se debe prestar atención al equipa­miento con que cuentan las salas de matanza, este sin ser el más moderno se adecua en cada matadero a los requerimientos de producción. Es necesario destacar que en el Matadero 3 este es diferente en calidad y se encuentra en mal estado de conserva­ción.

En relación a esto Hammons (1976), señala que de acuerdo a información recopilada desde 1960 en 70 mataderos de Estados Unidos, las causas más comunes de ineficiencia en las líneas de faenamien­to son: sala de matanza mal diseñada, mal equipa­miento, pobre mantención del equipo, desorden en la línea de procesamiento, trabajadores descon­tentos.

En base a los antecedentes obtenidos al analizar las actividades y las 'demoras' producidas en las líneas de faenamiento, se observa que los períodos inactivos del proceso calificados como importan­tes, serían producto, principalmente, del desbalan­ce en tiempo que existe entre la actividad 'trabajo en la camilla' y las operaciones que la anteceden; de condiciones de metodología de trabajo; del diseño de los rieles aéreos y de la infraestructura de cada matadero. Éstos, a través del tiempo, han sido so­metidos a mayores niveles de producción para los que en un principio fueron creados.

Referencias

ASDRUBALI, M., M. STRADELLI. 1969. Los mataderos. Zarago­za, Acribia.

ASTUDILLO, V.M. 1979. Encuestas por muestreo en estudios epidemiológicos en poblaciones animales. Centro Panameri­cano de Fiebre Aftosa. Serie de manuales didácticos. N° 12.

BARNES, R.M. 1953. Manual de métodos de trabajo. Madrid, Aguilar.

COCHRAN, W.G. 1966. Sampling techniques. New York, John Wiley and sons.

CHILE - CONSULTORES DE INGENIERÍA Y ADMINISTRACIÓN DE EM­PRESAS (CADE). 1964. Estudio de factibilidad económica de los mataderos regionales de Concepción, Los Andes, Valdi­via, Chillán y Puerto Montt. Santiago.

CHILE - OFICINA DE PLANIFICACIÓN AGRÍCOLA (ODEPA). 1977. Estudio de la situación actual y perspectiva subsectoriales de la agroindustria en Chile. Santiago.

HAMMONS, D.R. 1976. Cattle kill-floor efficiency, marketing research report N° 56, Washington, D.C.

MATEOS, L.C. 1974. Tiempo y tareas, cómo medir, cómo calcu­lar. México. Limusa.

MUNDEL, M.E. 1975. Estudios de movimientos y de tiempo, principios y prácticas. México, CECSA.

ORGANIZACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN (FAO). 1959. Higiene de la carne, por Scaccia, S.G. (Estudio agropecuario N° 34).

__________ 1981. Desarrollo del subsector carnes rojas en Chile. Informe final de la misión de asistencia preparatoria.

SUSTITUCIÓN DE LA PRODUCCIÓN manual por una industria alta­mente mecanizada, instalaciones de matanza holandesas; apropiadísima para la exportación. 1977. Agro-Holanda, volumen N° 6.

Recibido el 28 de enero de 1991, aprobado el 28 de marzo de 1991.