Trabajos Originales

  • Influenza equina: Respuesta serológica en equinos inmunizados con vacuna antiinfluenza equina bivalente

Resumen

Se evaluó la respuesta inmune de 20 equinos vacu­nados con 4 dosis de vacuna antiinfluenza equina bivalente, administradas en un período de 19 meses según un programa de vacunación preestablecido. Las tasas máximas de anticuerpos inhibidores de la hemaglutinación (IHA) se detectaron 2 semanas después de la vacunación y eran inversamente pro­porcionales a los títulos en el momento de la vacu­nación. La persistencia de los anticuerpos IHA au­mentó gradualmente desde la primera a la cuarta vacunación, manteniéndose en niveles protectivos entre las inmunizaciones.

Palabras claves: Influenza equina, vacunación, respuesta inmune.

Abstract

In order to evaluate the immune response against equipe influenza, 20 horses were immunized four times with a bivalent equine anti-influenza vaccine, administered through a period of 19 months according to a preestablished schedule. The highest haemagglutination inhibition titers were detected 2 weeks after vaccination and were inversely proportional to the titers found at the moment of vaccination. The haemagglutination inhibiting antibodies increases gradually from the first to the fourth vaccination and remain at protective levels between immunizations.

Key words: Equine influenza, vaccination, inmune response.

 

Abstract

Se evaluó la respuesta inmune de 20 equinos vacu­nados con 4 dosis de vacuna antiinfluenza equina bivalente, administradas en un período de 19 meses según un programa de vacunación preestablecido. Las tasas máximas de anticuerpos inhibidores de la hemaglutinación (IHA) se detectaron 2 semanas después de la vacunación y eran inversamente pro­porcionales a los títulos en el momento de la vacu­nación. La persistencia de los anticuerpos IHA au­mentó gradualmente desde la primera a la cuarta vacunación, manteniéndose en niveles protectivos entre las inmunizaciones.

Palabras claves: Influenza equina, vacunación, respuesta inmune.

Abstract

In order to evaluate the immune response against equipe influenza, 20 horses were immunized four times with a bivalent equine anti-influenza vaccine, administered through a period of 19 months according to a preestablished schedule. The highest haemagglutination inhibition titers were detected 2 weeks after vaccination and were inversely proportional to the titers found at the moment of vaccination. The haemagglutination inhibiting antibodies increases gradually from the first to the fourth vaccination and remain at protective levels between immunizations.

Key words: Equine influenza, vaccination, inmune response.

 

Introducción

La influenza equina (IE) es una enfermedad vira] aguda y altamente contagiosa del aparato respirato­rio de los equinos, que cursa con la sintomatología clínica de una inflamación catarral de los órganos respiratorios, con tos seca, fuerte y dolorosa. Los cuadros clínicos pueden variar ampliamente. Man­teniendo los caballos afectados en reposo, la enfer­medad cursa en forma benigna con una morbilidad de hasta un 100% y una mortalidad menor del 1 %. La no observancia del reposo puede dejar daños orgánicos, causados por infecciones bacterianas se­cundarias, en los animales infectados, que varían desde una disminución del rendimiento hasta la incapacidad total para los trabajos a que estaban destinados (Rolle y Mayr, 1984).

Considerando la inexistencia de una terapia anti­viral eficiente, la alta morbilidad de la enfermedad y su rápida diseminación, es indispensable la apli­cación de medidas profilácticas a través de la utili­zación sistemática y programada de vacunas biva­lentes elaboradas en base a virus inactivado (Bürki, 1976), complementada con normas legislativas que impidan el movimiento de equinos en las áreas afectadas y la cuarentena de caballares enfermos.

Desde el año 1963, en que se describió por primera vez en Chile la IE (Fuchslocher y col., 1963), se han presentado en nuestro país repetidos brotes epizoóticos de esta enfermedad (Berríos, 1984; Berríos y col., 1986). Las graves pérdidas económicas sufridas en la hípica nacional a causa de los dos últimos brotes de IE, con características de epizootia, corroboran lo anteriormente señalado. Es así como en el año 1977 se presentó un brote de IE que abarcó desde La Serena hasta Chiloé Conti­nental y Coyhaique. De animales enfermos de este brote se aisló y tipificó el virus lE A/equi/ 1 /Santia­go/77 (H7N7), antigénicamente similar a la cepa prototipo A/equi/1/Praga/56 (H7N7) (Casanova y col., 1979; Muñoz y col. 1979; Palominos, 1987). En el año 1985 se presentó en el Área Metropolitana un nuevo brote de JE que se extendió posteriormen­te a otras zonas del país. El virus causante de este brote fue aislado e identificado como virus A/equi/2/Santiago/85 (H3N8), con características antigénicas idénticas a la cepa prototipo A/equi/ 2/Miami/63 (H3N8) (Berríos y col., 1986; Palomi­nos, 1987).

La gravedad y extensión de esas dos epizootias se debió principalmente a que los caballos no poseían un adecuado nivel de anticuerpos específicos, por la escasa aplicación de vacunas contra la IE y por la falta de un programa sistemático de vacuna­ciones para prevenir eficientemente la aparición de los brotes de IE (Muñoz y col., 1979; Pinto y col., 1980; Smith y col., 1986).

Numerosos laboratorios que elaboran vacunas antiinfluenza equina adsorbida a geles de aluminio, aún recomiendan el esquema de vacunación preco­nizado por Bryans y col. (1966). Sin embargo, es necesario señalar que estos investigadores se basa­ron para su recomendación en los resultados obteni­dos de una vacuna emulsionada en aceite, adyuvan­te que tiene la propiedad de inducir una respuesta inmunitaria humoral varias veces mayor y persis­tente que las vacunas adsorbidas a geles de aluminio (Bryans y col., 1966; Davis y col., 1967). Por otra parte, los adyuvantes oleosos generalmente provo­can fuertes reacciones locales en los equinos, razón por la cual se han dejado de usar en esta especie (Bürki y col., 1975).

En la práctica se ha visto que vacunas antiin­fluenza equina adsorbidas a geles de aluminio no han dado los resultados esperados cuando se aplica­ron según el esquema de vacunación recomendado por Bryans y col. (1966), Bürki y col. (1975), Bürki, (1977), Muñoz y col. (1979), Pinto y col. (1980), Smith y col. (1986). No se ha abordado de modo satisfactorio la estandarización de las vacu­nas contra la IE, por lo cual las diferentes vacunas difieren en su potencia antigénica (Dannacher y col., 1977; Bachmann y col., 1982; Mayr y col., 1984). Esto se explica por sus contenidos de antíge­nos por dosis que varía entre 120 y 1.000 unidades hemaglutinantes (UHA) para el subtipo A/equi/ l, y entre 200 y 6.000 UHA para el subtipo A/equi/2. De un modo similar influyen los diferentes adyu­vantes utilizados que pueden potenciar en diferente grado a estos productos (Shechmeister y col., 1967; Pressler, 1970; Bürki y Sibalin, 1973; Mayr y col. 1973; Powell y Burrows, 1973; Bürki y col., 1975; Kucera y Beckenhauer, 1977, Mayr y col., 1984). Bachmann y col., (1982) reconocen que el éxito de un programa de vacunación depende estrechamente de la calidad de la estandarización y del control de potencia de la vacuna, y concluyen que es conve­niente definir - como para la gripe humana - nor­mas mínimas de antígeno en la vacuna y un progra­ma de vacunación en función de los resultados conseguidos.

El objetivo de este estudio es determinar, me­diante la prueba de la inhibición de la hemaglutinación (IHA), la respuesta inmune postvacunal de equinos inmunizados con una vacuna anti-influenza equina bivalente adsorbida a hidróxido de aluminio y comprobar la efectividad de un programa sistemá­tico de vacunación preestablecido de acuerdo a las indicaciones de Mayr y col. (1984).

Material y métodos

El estudio se realizó en 10 equinos machos fina sangre ingleses (FSI) y 10 mestizos, cuyas edades fluctuaban entre 3 y 20 años, en buen estado de salud y estabulados en el Haras Nacional. Ninguno de los ejemplares tenía antecedentes de vacunacio­nes previas contra la IE, pero estuvieron expuestos al virus A/equi/2/Santiago/85 (H3N8) durante el brote de influenza equina que se presentó en la Región Metropolitana en diciembre del año 1985 (Berríos y col., 1986). Los equinos mayores de 10 años de edad incluidos en este trabajo también estu­vieron expuestos al virus A/equi/1/Santiago/77 (H7N7) durante la epizootia de IE que se inició en febrero de 1977 en Chile (Casanova y col., 1977; Muñoz y col., 1979). Además, se incluyeron en este estudio 6 caballos testigos (3 FSI y 3 mestizos) entre 5 y 14 años de edad, que no fueron vacunados durante el período que duró la experiencia.

De acuerdo a Mayr y col. (1984), el programa de vacunación para caballares adultos recomendado para la vacuna en estudio es el siguiente:

Primera vacunación: a cualquier edad, yeguas en todas las fases de gestación. Segunda vacunación: 8 semanas después de la primera vacunación. Tercera vacunación: 6 meses después de la se­gunda vacunación. Dosis de refuerzo: cada 9 meses.

Se estudió la respuesta inmune a una vacuna antiinfluenza equina bivalente comercial (Cabolan®, Laboratorio Veterquímica, Santiago, Chile), que contiene las cepas A/equi/1/Santiago/ 77 (H7N7) y A/equi/2/Santiago/85 (H3N8) inacti­vadas y adsorbidas a hidróxido de aluminio, con 4 dosis de 1 ml cada una, aplicadas por la vía intra­muscular de acuerdo al programa anterior, excepto que, debido a un manejo no previsible al diseñar el seguimiento serológico (una vacunación antitetáni­ca), se aplicó la tercera dosis 8 meses después de la segunda vacunación (marzo de 1989) en lugar de aplicarla a los 6 meses como estaba indicado en el programa de vacunación.

Prueba de hemaglutinación e inhibición de la hemaglutinación

Para las pruebas de IHA se emplearon los sueros de los equinos pre y postvacunación, inactivados a 56 grados Celsius durante 30 minutos y tratados con peryodato de potasio, para la eliminación de los inhibidores inespecíficos termoestables (Mayr y col., 1977).

Diluyente, solución buffer fosfato (PBS), 0,01 M, pH 7,2.

Glóbulos rojos, obtenidos por punción cardíaca de gallinas, lavados y suspendidos al 0,5% en PBS.

Se emplearon las cepas virales A/equi/1/Santia­go/77 (H7N7) y A/equi/2/Santiago/85 (H3N8), am­bas en el pasaje número 20 en saco alantoideo de huevos embrionados de gallina.

Titulación del virus.

Se utilizó la técnica de hemaglutinación (HA) en micrométodo (World Health Organization, 1975). Se realizaron diluciones seriadas al doble del virus diluido previamente al 10%, en 0,05 ml de  glóbulos rojos de gallina al 0,5%, manteniendo la microplaca a tem­peratura ambiente durante 30 minutos. El título HA se expresa como el valor inverso de la dilución más alta del virus que produce HA completa.

Prueba de inhibición de la hemaglutinación

Cada suero fue evaluado individualmente mediante la técnica de micrométodo recomendada para los virus de influenza humana (World Health Organi­zation, 1975), para lo cual los sueros inactivados fueron diluidos previamente al 1/10 en PBS, luego se realizaron diluciones seriadas al doble en PBS en volúmenes de 0,025 ml, a las que se adicionó 0,025 ml de una suspensión de antígeno conteniendo 4 UHA de virus. La mezcla suero-virus se incubó durante 30 minutos a temperatura ambiente, poste­riormente se adicionó 0,05 ml de glóbulos rojos al 0,5%. Paralelamente a la prueba se controlaron las UHA del antígeno, hemaglutinación inespecífica del suero y sedimentación de los glóbulos rojos. Las pruebas se incubaron durante 30 minutos a tempera­tura ambiente. La lectura del título IHA se expresa como el valor recíproco de la dilución más alta del suero capaz de inhibir completamente la hemagluti­nación de 4 UHA del virus empleado en la prueba.

El análisis estadístico se efectuó mediante un análisis de varianza para comparar los títulos pro­medios, previa transformación logarítmica de los datos.

Resultado

De los 26 equinos probados serológicamente contra el subtipo A/equi/1 en el día 0, se encontraron 10 animales con títulos IHA menores de 10 (38,5%) considerados seronegativos, y 16 equinos (61,5%) con títulos IHA iguales o mayores que 10. Entre estos últimos hablan 7 equinos (26,9%) con títulos IHA iguales o mayores que 40, cuyas edades fluc­tuaban entre 11 y 20 años. Los títulos contra el subtipo A/equi/ 1 del total de los equinos se distri­buyeron como se indica en el cuadro l.

CUADRO 1 TÍTULOS DE ANTICUERPOS INHIBIDORES DE LA HEMAGLUTINACIÓN CONTRA EL VIRUS A/EQUI/1 EN EQUINOS SIN ANTECEDENTES DE VACUNACIÓN

Títulos IHA

Numero de animales

Porcentaje

< 10

10

38,5

10

7

26,9

20

2

7,7

40

6

23,1

80

1

3,8

Totales

26

100,0

En el muestreo serológico contra el subtipo A/ equi/2 de los 26 equinos en el día 0, no se encontró equinos seronegativos. La totalidad de los animales tenían títulos IHA iguales o mayores que 10. El mayor porcentaje de los equinos (50%) tenía un título IHA de 20. En el cuadro 2 se presenta la distribución de los títulos IHA contra el subtipo A/equi/2.

CUADRO 2 TÍTULOS DE ANTICUERPOS INHIBIDORES DE LA HEMAGLUTINACIÓN CONTRA EL VIRUS A/EQUI/2 EN EQUINOS SIN ANTECEDENTES DE VACUNACIÓN

Títulos IHA

Número de animales

Porcentaje

10

9

34,6

20

13

50,0

40

4

15,4

Totales

26

100,0

Los títulos medios geométricos de anticuerpos IHA contra los subtipos A/equi/1 y  A/equi/2 de los 20 equinos sometidos a 4 vacunaciones, de los cuales se obtuvo muestras de sangre en lapsos dife­rentes a lo largo de 28 meses, se presentan en el cuadro 3.

CUADRO 3 TÍTULOS DE ANTICUERPOS INHIBIDORES DE LA HEMAGLUTINACIÓN EN 20 EQUINOS VACUNADOS CON VACUNA ANTIINFLUENZA EQUINA

Subtipo

Tiempo en semanas después de la vacunación

0

2

4

6

8

10

26

35

39

I VACUNA

A/1

14*

149

70

73

32

-

-

-

-

A/2

19

197

113

53

92

-

-

-

-

II VACUNA

A/1

32

160

-

149

-

70

75

30

-

A/2

92

184

-

130

-

92

61

28

-

III VACUNA

A/1

30

143

149

171

149

121

-

-

92

A/2

28

184

106

106

130

121

-

-

75

IV VACUNA

A/1

92

422

-

320

-

299

149

-

243

A/2

75

211

-

139

-

113

92

-

121

*Títulos medios geométricos.

Al comparar los títulos de anticuerpos IHA ini­ciales (día 0) entre los animales testigos y los equi­nos del grupo vacunado, no se encontró diferencias significativas (P > 0,05).

En la comparación de los títulos de anticuerpos IHA iniciales con los títulos de anticuerpos IHA obtenidos dos semanas después de la vacunación se observó diferencias significativas tanto para el sub­tipo A/equi/1 como para el subtipo A/equi/2 después de cada una de las cuatro vacunaciones (P < 0,05).

Comparando los títulos de anticuerpos IHA con­tra los subtipos A/equi/1 y A/equi/2 detectados dos semanas después de cada vacunación con los títulos IHA de los equinos controles respectivos, también se observó diferencias significativas (P < 0,05), con excepción de la cuarta vacunación, en que no se pudo realizar la comparación por la disminución del número de testigos disponibles.

Al efectuar la comparación de los títulos de anti­cuerpos IHA determinados en los equinos FSI con los títulos de anticuerpos IHA obtenidos en los animales mestizos, no se encontró diferencias sig­nificativas (P > 0,05) contra el subtipo A/equi/1 o el subtipo A/equi/2. En los cuadros 4 y 5 se presen­tan los títulos medios geométricos IHA detectados contra los subtipos A/equi/1 y A/equi/2 en los equi­nos FSI y mestizos, respectivamente.

CUADRO 4 TÍTULOS DE ANTICUERPOS INHIBIDORES DE LA HEMAGLUTINACIÓN EN 10 EQUINOS FINA SANGRE VACUNADOS CON VACUNA ANTIINFLUENZA EQUINA

Subtipo

Tiempo en semanas después de la vacunación

0

2

4

6

8

10

26

35

39

I VACUNA

A/1

15*

160

75

43

49

-

-

-

-

A/2

16

211

121

49

92

-

-

-

-

II VACUNA

A/1

43

139

-

160

-

61

98

32

-

A/2

92

171

-

113

-

98

70

30

-

III VACUNA

A/I

32

130

139

184

160

130

-

-

86

A/2

30

171

121

121

130

106

-

-

75

IV VACUNA

A/ 1

86

320

-

299

-

299

160

-

260

A/2

75

149

-

160

-

121

92

-

98

*Títulos medios geométricos.

CUADRO 5 TÍTULOS DE ANTICUERPOS INHIBIDORES DE LA HEMAGLUTINACIÓN EN 10 EQUINOS MESTIZOS VACUNADOS CON VACUNA ANTIINFLUENZA EQUINA

Subtipo

Tiempo en semanas después de la vacunación

0

2

4

6

8

10

26

35

39

I VACUNA

A/1

3*

130

65

32

21

-

-

-

-

A/2

21

184

106

57

86

-

-

-

-

I I VACUNA

A/1

21

171

-

130

-

80

57

28

-

A/2

86

184

-

139

-

80

53

28

-

III VACUNA

A/1

28

160

160

160

139

121

-

-

98

A/2

28

197

98

92

130

130

-

-

75

IV VACUNA

A/1

98

520

-

343

-

320

149

-

243

A/2

75

260

-

130

-

106

86

-

130

*Títulos medios geométricos.

Discusión

En el muestreo serológico previo a la primera vacu­nación, realizado en 26 equinos, sin antecedentes de vacunación, se encontró un 38,5% de animales seronegativos con títulos IHA menores a 10, y un 61,5% de caballos seropositivos con títulos IHA iguales o mayores a 10, de los cuales un 26,9% mostró títulos IHA iguales o mayores de 40 contra el subtipo A/equi/ 1, considerados como protectivos (Bryans y col., 1966; Bryans y col., 1967; Bürki y Sibalin, 1973; Dannacher y col., 1977).

Contra el subtipo A/equi/2 no se encontró anima­les seronegativos, todos presentaron títulos IHA iguales o superiores a 10, el mayor porcentaje (50%) de los caballos presentó títulos IHA de 20, y un 15,4% de los equinos tenía un título de 40. Es necesario señalar que estos sueros se obtuvieron 18 meses después de la epizootia de IE que se presentó en Chile en diciembre de 1985, causada por subtipo A/equi/2. En esa oportunidad se encontró también títulos IHA muy altos contra el subtipo A/equi/l, indicativo de una infección previa o simultánea, lo que no se pudo precisar (Casanova, 1990*, comuni­cación personal). La presencia de anticuerpos IHA, incluso protectivos, contra ambos subtipos después de un lapso prolongado desde la última presenta­ción de un brote de IE, concuerda con los hallazgos de otros investigadores, quienes detectaron anti­cuerpos IHA hasta por lo menos 24 meses después de la inmunización o infección natural (Beveridge y Rose, 1967; Pressler, 1970; Petermann y col., 1973).

Es importante destacar que no se encontró dife­rencias estadísticas significativas en los títulos IHA iniciales entre los animales testigos y el grupo de equinos sometidos a la vacunación, lo que indica que se trabajó con animales homogéneos en lo que se refiere a sus títulos IHA antes de la aplicación de la vacuna.

Con la finalidad de conocer la respuesta inmuno­lógica humoral inducida por la vacuna comercial bivalente, se sometió un total de 20 equinos a cuatro vacunaciones sucesivas, observándose un rápido incremento de los títulos de anticuerpos IHA, al­canzando su máximo nivel dos semanas después de la aplicación de cada dosis. Se exceptúa a esta norma, la respuesta de los anticuerpos IHA contra el subtipo A/equi/1 , después de la tercera vacuna­ción, los que alcanzan su nivel máximo seis sema­nas después de la aplicación de la vacuna.

Considerando el nivel máximo de anticuerpos IHA alcanzado después de cada vacunación, se observa claramente que el incremento de los anti­cuerpos IHA es inversamente proporcional a los títulos detectados en el momento de la vacunación.

Después de haber alcanzado su nivel máximo, los anticuerpos IHA contra ambos subtipos dismi­nuyeron en forma paulatina con mayor rapidez des­pués de la primera vacunación, prolongándose el tiempo de declinación cada vez más después de la segunda, tercera y cuarta vacunación (cuadro 3).

En cuanto a los títulos IHA que podrían conside­rarse protectivos frente a una infección de campo con virus de la IE, no existe uniformidad de crite­rios. Según Jaeger y Barth (1971), títulos de 20 o mayores serían protectivos. No obstante, otros au­tores señalan que títulos IHA protectivos estarían dados por valores de 40 (Bryans y col., 1966; Bürki y Silbalin, 1973; Dannacher y col., 1977). En nues­tro país las actividades hípicas deportivas se desa­rrollan durante todo el año, lo que implica que el riesgo de infección es constante, por el frecuente traslado de equinos tanto dentro como fuera del país. Esto exige que los equinos estén protegidos en forma permanente contra la IE, lo que obviamente involucra que los títulos IHA no bajen de 40 entre cada vacunación.

Con el objeto de determinar si en la respuesta inmunológica postvacunal máxima influyen facto­res raciales, se comparó la respuesta del grupo de equinos FSI con la del grupo de mestizos, no encon­trándose diferencias estadísticamente significati­vas. Sin embargo, en el grupo de mestizos el título medio geométrico IHA contra el subtipo A/equi/l bajó a un nivel inferior de 40, seis semanas después de la primera vacunación, fenómeno que no se observó en la evolución de los anticuerpos IHA contra el subtipo A/equi/2 (cuadro 5). La menor persistencia de los anticuerpos IHA contra el subti­po A/equi/1 , posiblemente podría ser condicionado por un factor racial o por un incremento insuficiente de los anticuerpos IHA a las dos semanas después de la vacunación.

Tomando en consideración la totalidad de los equinos vacunados después de la segunda vacuna­ción, los títulos IHA mostraron una buena persis­tencia frente a ambos subtipos, con títulos sobre 40 hasta las 26 semanas (6 meses) después de la vacu­nación, momento en que se debería haber adminis­trado la tercera dosis de acuerdo al programa de vacunación; sin embargo, por razones de manejo de los caballos no se pudo cumplir con este plan (cua­dro 3). Igualmente después de la tercera y cuarta vacunación se observó una persistencia prolongada de los anticuerpos IHA contra ambos subtipos, en­contrándose en todo momento niveles superiores a 40. Cabe destacar el hecho que los títulos IHA frente a ambos subtipos en el momento de las reva­cunaciones estaban cada vez más elevados, desde la primera hasta la cuarta vacunación, lo que demues­tra que la vacuna aplicada tiene una alta capacidad de sobrepasar los anticuerpos residuales e inducir una eficaz respuesta postvacunal (cuadro 3). Ade­más, considerando la menor capacidad inmunogénica del subtipo A/equi/2 frente al subtipo A/equi/1 (Bryans y col., 1966; Bürki y col., 1975; Kucera y Beckenhauer, 1977; Mayr y col., 1984), se observó que la vacuna fue capaz de inducir niveles equili­brados de anticuerpos IHA contra ambos subtipos.

Está establecido que la inmunización básica de los equinos contra la IE debe consistir en dos vacu­naciones (Bürki y col., 1975), pero con respecto al intervalo que debe mediar entre las dos vacunacio­nes existen diferentes recomendaciones. Jaeger y Barth (1974) obtuvieron resultados satisfactorios al aplicar la segunda dosis un mes después de la pri­mera vacunación. De acuerdo con Bürki (1976), se obtiene un efecto beneficioso en potrillos si el inter­valo entre las dos vacunaciones es de dos a tres meses. Para caballos adultos, Bürki y col. (1975) recomiendan un intervalo de dos semanas.

Según Bürki y col. (1975) la revacunación anual, después de la inmunización básica, reco­mendada también por el Intemational Committee on Equine Influenza (1970), deja a los equinos durante varios meses sin protección contra la infec­ción, por lo que recomiendan una tercera vacuna­ción seis meses después de la inmunización básica. Muñoz y col. (1979) sugieren, de acuerdo a los resultados obtenidos en su estudio epidemiológico del brote de IE del año 1977 en nuestro país, la conveniencia de vacunar con dos dosis, en forma periódica, a la masa equina.

El programa de vacunación recomendado por Mayr y col. (1984) aplicado en el presente estudio, puso en evidencia su eficacia. Los niveles de anti­cuerpos IHA bajo 40 encontrados 35 semanas (8 meses) después de la segunda vacunación, demues­tran que una revacunación anual no es suficiente para conferir una protección adecuada a los caba­llos. A las 26 semanas (6 meses) después de la segunda vacunación los títulos IHA sobrepasan to­davía el nivel de 40, confirmando la indicación de Mayr y col. (1984) de la necesidad de la tercera vacunación a los 6 meses después de la segunda dosis. La tercera vacunación induce niveles de anti­cuerpos IHA protectivos que persisten por lo menos durante nueve meses, lo que se repite después de la cuarta vacunación.

Durante el período de 28 meses de este estudio, los equinos testigos no acusaron un aumento signi­ficativo de sus títulos de anticuerpos IHA contra ambos subtipos de virus IE, ni se diagnosticaron clínicamente enfermedades respiratorias en los ca­ballos estabulados en el Haras Nacional.

Por otra parte, no se observó reacciones locales ni sistémicas en los equinos después de cada una de las vacunaciones, indicando la buena tolerancia de los caballos a la vacuna y la inocuidad de ésta.

Un método eficiente utilizado rutinariamente en el laboratorio para el control de la inmunogenicidad de las vacunas antiinfluenza equina consiste en me­dir la seroconversión que éstas inducen en animales de laboratorio (DeMeio y col., 1969; Goff, 1969; Mayr y col., 1973; Stellmann y Petermann, 1974; Johannsen y col., 1986), pero de este test no pueden sacarse conclusiones válidas con respecto a dosifi­cación de la vacuna y espaciamiento de las vacuna­ciones en el caballo (Bürki y Sibalin, 1973).

El método de elección para obtener información sobre el grado de inmunogenicidad de una vacuna contra la IE es la detección de anticuerpos en equi­nos vacunados. La formación de anticuerpos se determina en diferentes períodos después de la va­cunación.

Para la medición de los anticuerpos se utilizó en este trabajo la prueba de IHA, descrita como el método más adecuado para la detección de anticuer­pos humorales (Bürki y Sibalin, 1973; Celedón y col., 1982), demostrado también por Dannacher y col., (1977), quienes señalan que el estado inmuni­tario de equinos vacunados y posteriormente infec­tados con virus de la IE puede apreciarse mediante un sistema de notación que es función de la intensi­dad de la hipertermia, de los síntomas y de las lesiones, obteniendo una significativa correlación (r = 0,72) entre los resultados y los niveles de anticuerpos IHA. En el equino la medición de anti­cuerpos humorales por el método de la IHA consti­tuye por lo tanto un método satisfactorio para com­probar la eficacia de las vacunas contra la IE, al proporcionar resultados comparables con los de una prueba de desafío, ya que los niveles de anticuerpos IHA se encuentran en una alta correlación (r = 0,84) con el estado de resistencia del animal vacu­nado frente a una prueba de desafío (Dannacher y col., 1977).

En base a los resultados obtenidos en este estu­dio, se puede concluir que tanto los títulos de anti­cuerpos IHA alcanzados como su evolución y per­sistencia en función del tiempo se enmarcan dentro de niveles satisfactorios para vacunas antiinfluenza equina. El programa de vacunación se ajusta a la calidad antigénica de la vacuna, que ha mostrado su capacidad de conferir niveles de anticuerpos consi­derados protectivos, además de probar su inocuidad para los equinos.

Referencias

BACHMANN, P., M. BONNEAU, J. BRYANS, H. GERBER, C. HAN­NOUN, B. TUMOVA. 1982. Organización de vigilancia de la gripe equina a nivel mundial. Rev. Sci. Tech. Off. Int. Epiz. 469-479.

BERRIOS, P. 1984. Enfermedades respiratorias virales del equi­no. II Jornadas en Ciencias Veterinarias. Santiago, Facultad de Ciencias Agrarias, Veterinarias y Forestales, Universidad de Chile.

BERRIOS, P., M. CELEDÓN, O. SEPÚLVEDA. 1986. Influenza equina. Aislamiento del virus A/equi/2 (H3N8). Av. Cs. Vet. 1: 65-66.

BEVERIDGE, Q., M. ROSE. 1967. Influenza in horses: Persistence of antibody measured by three methods. Br. Vet. J. 123: 8-13.

BRYANS, J., E. DOLL, J. WILSON, W. McCOLLUM. 1966. Immu­nization for equine influenza. J. Am. Vet. Med. Assoc. 148: 413-417.

BRYANS, J., E. DOLL, J. WILSON, W. ZENT. 1967. Epizootiologic features of disease caused by Mixovirus influenzae a equine. Am. J. Vet. Res. 28: 9-17.

BÜRKI, F. 1976. Ein kombinierter Impfplan für Vollblutpferde gegen Influenza, Equine Rhinopneumonitis und Tetanus. Dtsch. Tierarztl. Wschr. 83: 89-128.

BÜRKI, F. 1977. Vaccination of horses against influenza, equine rhinopneumonitis, rabies and tetanus. Conferencia no publi­cada, Fac. CC.PP. y Med. Vet., Universidad de Chile, Santiago.

BÜRKI, F., M. SIBALIN. 1973. Conclusions and questions arising from a study of serology and immunology of equine influen­za. En: Proc. III Int. Conf. Equine Infectious Diseases, Paris, 1972. Basel, S. Karger.

BÜRKI, F., M. SIBALIN, W. JAKSCH. 1975. Ein neuer Impfplan gegen Pferdeinfluenza. Zbl. Vet. Med. B, 22: 3-17.

CASANOVA, A., U. MARTÍNEZ, M. ROMÁN. 1977. Aislamiento y tipificación del virus de la influenza equina en Chile. Arch. med. Vet. 9: 91-93.

CELEDÓN, M., P. BERRÍOS, L. IBARRA, M. PINTO, S. RAMÍREZ. 1982. Inhibición de la hemaglutinación: comparación de macro y micrométodo. Zbl. Vet. Med. B, 29: 51-56.

DANNACHER, G., M. COUDERT, M. FEDIDA, M. PERRIN. 1977. La grippe equine: Étude quantitative de Petat immunitaire post-vaccinal et des correlations entre ses differents aspects. Revue. Med. Vet. 128: 323-341.

DAVIS, B., R. DULBECCO, H. EISEN, H. GINSBERG, W. WOOD. 1967. Microbiology, New York, Evanston, London, Harper and Row.

DE MEIO, J., D. GUTENKUNST, J. BEILER, I. PATON, A. DESANC­TIS. 1963. The evaluation of an experimental bivalent equine influenza virus vaccine. J. Am. Vet. Med. Assoc. 155: 278-281.

FUCHSLOCHER, F., L. ZURITA, G. LATORRE, I. PALAVICINO. 1963. Influenza equina en la provincia de Santiago. V. Convención Nacional de Medicina Veterinaria. Valdivia, Chile.

GOFE, M. 1969. Biologic requirements and control for equine influenza vaccines. J. Am. Vet. Med. Assoc. 155: 284-286.

INTERNATIONAL VETERINARY COMMITTEE ON EQUINE INFLUENZA. Report of II Meeting, Paris, 1970. Vet. Rec. 86: 208.

JAEGER, O., R. BARTH. 1971. Experiencias con inyecciones simultáneas de prevacun y toxoide tetánico en el caballo. Libro Azul de la Behringwerke AG. 4: 33-38.

JAEGER, O., R. BARTH. 1974. Estudios experimentales in vivo sobre el prevacun T, vacuna asociada contra la influenza equina y el tétanos. Libro Azul de la Behringwerke AG. 9: 21-26.

JOHANNSEN, R., J. HINZ, H. GRUSCHKAU. 1986. Pitfalls of single radial immunodiffusion techniques used for the quantifica­tion of influenza haemagglutnin. XIX IABS Congress on Use and Standardization of combined Vaccines. Amster­dam, The Netherlands, 1985. Develop. Biol. Stan. 65: 255­260, Basel, S. Karger.

KUCERA, C., W. BECKENHAUER. 1977. Studies on the antigenici­ty of an inactivated aluminum hydroxide adjuvant equine influenza vaccine. Can. J. Comp. Med. 41: 326-331.

MAYR, A., P. THEIN, CH. MOLL. 1973. Wirksamkeitsprufung von Pferde influenza-Vaccinen and kleinen Versuchstieren. Zbl. Vet. Med. B, 20: 325-339.

MAYR, A., P. BACHMANN, B. BIBRACK, G. WITTMANN. 1977. Virologische Arbeitsmethoden. Band 11. Stuttgart, New York, Gustav Fischer Verlag.

MAYR, A., G. EISSNER, B. MAYR-BIBRACK. 1984. Handbuch der Schutzimpfungen in der Tiermedizin. Berlin und Hamburg, Verlag Paul Parey.

MUÑOZ, V., M. VICENTE, E. AGUILERA, P. BERRIOS. 1979. Brote de influenza equina en Chile. Bol. Of. San. Panam. 86: 334-343.

PALOMINOS, L. 1987. Caracterización y estudio serológico del virus influenza equina cepas A/equi/1/Santiago/77 (H7N7) y A/equi/2/Santiago/85 (H3N8). Tesis Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias, Universidad de Chile.

PETERMANN, H., C. STELLMANN, P. GRAVELINE. 1973. A study of different equine influenza vaccination schedules in sero­negative foals and in horses. Zbl. Vet. Med. B, 20: 361-366.

PINTO, M., P. BERRÍOS, M. CELEDÓN, V. RAMÍREZ. 1980. Eva­luación de la respuesta inmune en equinos inmunizados con vacuna antiinfluenza equina (cepa A/equino/1/Santiago, Chile/77). Inhibición de la hemaglutinación. Arch. Med. Vet. 12: 52-54.

POWELL, D., R. BURROWS. 1973. Field observations on influen­za vaccination of thoroughbred horses. International Sympo­sium on Influenza Vaccines for men and horses, London 1972. Symp. Series immunobiol. Standard, 20: 332-337.

PRESSLER, K. 1970. Serologische Untersuchungen nach Pfer­deinfluenza schutzimpfung. II Mitteilung: Die Reimmuni­sierung 1 Jahrd nach Erstimpfung. Zbl. Vet. Med. B, 17: 1 nn Z 1 009

ROLLE, M., A. MAYR. 1984. Medizinische Mikrobiologie, In­fektions und Seuchenlehre. Editor A. Mayr. V. Edición. Stuttgart, Ferdinand Enke Verlag.

SHECHMEISTER, I., T. AESCHLIMAN, W. KAMMLADE. 1967. Use of sodium alginate adjuvant in immunization against equine influenza. Am. J. Vet. Res. 28: 1373-1378.

SMITH, M., M. CELEDÓN, L. ZURITA, P. BERRÍOS. 1986. Estudio serológico de los virus para influenza 3, influenza equina y herpes equino tipo 1 en equinos fina sangre de la carrera del Hipódromo Chile. Arch. Med. vet. 18: 29-35.

STELLMANN, C., H. PETERMANN. 1974. Comparison of SN and HI antibody dose response curves in chickens, rabbits, foals and horses following vaccination with equine influenza vac­cine. J. Biol. Stand. 2: 129-

WORLD HEALTH ORGANIZATION. 1975. The hemagglutination inhibition test for influenza viruses. New Yor, Wld. Hlth. Org. Collaborating Center for Influenza.

Recibido el 18 de mayo de 1990, aprobado el 16 de julio de 1990.