Contenido

  • Presencia de campylobacter en cerdos lactantes con diarrea

Resumen

Se investigó la presencia de microorganismos del género Campylobacter en 100 cerdos lactantes con diarrea, empleándose muestras de raspado de intes­tino delgado y grueso y secreción biliar. Se usaron dos técnicas diferentes de aislamiento, ultrafiltra­ción y Medio Selectivo de Butzler, resultando este último el más apropiado.

Se demostró la presencia de Campylobacter en 32% de los cerdos, aislándose C. coli (96,8%) y C. jejuni (3,2%). No se aislaron otras especies de Campylobacter que se describen para el cerdo. Los aislados se recuperaron en un 67,4% desde intestino grueso, 30,2% desde intestino delgado y 2,3% des­de secreción biliar. Se realizaron pruebas de sensi­bilidad a antimicrobianos en donde se observó un 96,6% de sensibilidad a la neomicina.

Abstract

The presence of Campylobacter organisms was investigated in one hundred suckling pigsc with diarrhoea. For this purpose, bilis and scrapes of small and large intestine were cultured for isolation. Two different isolation techniques were employed, ultrafiltration and Butzler selective medium.

The presence of Campylobacter was demonstrated in 32% of the pigs, isolating both C. coli and C. jejuni species with 96.8% for the former and 3.2% for the latter. No other Campylobacter species reported in swine were isolated. The organisms were recovered in 67,4% from the large intestine, 30,2% from the small intestine and 2,3% from bilis. Antimicrobial susceptibility test, showed that 96,6% of the strains were sensitive to neomicin.

Abstract

Se investigó la presencia de microorganismos del género Campylobacter en 100 cerdos lactantes con diarrea, empleándose muestras de raspado de intes­tino delgado y grueso y secreción biliar. Se usaron dos técnicas diferentes de aislamiento, ultrafiltra­ción y Medio Selectivo de Butzler, resultando este último el más apropiado.

Se demostró la presencia de Campylobacter en 32% de los cerdos, aislándose C. coli (96,8%) y C. jejuni (3,2%). No se aislaron otras especies de Campylobacter que se describen para el cerdo. Los aislados se recuperaron en un 67,4% desde intestino grueso, 30,2% desde intestino delgado y 2,3% des­de secreción biliar. Se realizaron pruebas de sensi­bilidad a antimicrobianos en donde se observó un 96,6% de sensibilidad a la neomicina.

Abstract

The presence of Campylobacter organisms was investigated in one hundred suckling pigsc with diarrhoea. For this purpose, bilis and scrapes of small and large intestine were cultured for isolation. Two different isolation techniques were employed, ultrafiltration and Butzler selective medium.

The presence of Campylobacter was demonstrated in 32% of the pigs, isolating both C. coli and C. jejuni species with 96.8% for the former and 3.2% for the latter. No other Campylobacter species reported in swine were isolated. The organisms were recovered in 67,4% from the large intestine, 30,2% from the small intestine and 2,3% from bilis. Antimicrobial susceptibility test, showed that 96,6% of the strains were sensitive to neomicin.

Contenido

Una de las principales enfermedades infecciosas que afecta a los cerdos jóvenes es la gastroenteritis (Halgaard, 1981; Alexander, 1981). Entre los agen­tes aislados en estos procesos infecciosos, se en­cuentran las siguientes bacterias del género Campy­lobacter:

- Campylobacter sputorum subspecie mucosalis, causante del síndrome adenomatosis intestinal (Lawson y Rowland, 1974).

-Campylobacter hyointestinalis, descrito recien­temente relacionado con una enfermedad llama­da ileítis proliferativa, la cual afecta principal­mente a yeyuno terminal e íleon (Gehbart y Cols., 1983).

-Campylobacter coli, se aísla en animales sanos y enfermos y según algunos autores sería un pató­geno primario o secundario de la diarrea del cerdo (Olubunmi y Taylor, 1982).

- Campylobacter jejuni se considera comensal pa­ra el cerdo, pero causa enteritis e infecciones sistémicas en el hombre (Butzler y Skirrow, 1979).

En la actualidad, los antecedentes de la presencia de Campylobacter en la etapa de lactante son insufi­cientes y a menudo contradictorios. Debido a lo anterior, este estudio tuvo como objetivo aportar conocimientos sobre la participación de estos orga­nismos en la dirarrea del cerdo lactante.

 Proyecto FIA-1984-85. Ministerio de Agricultura. Chile.

Material y métodos

Muestras:

Se trabajó con 100 cerdos lactantes diarreicos (0-30 días de edad) de planteles de tipo industrial de la Región Metropolitana. Todos operaban bajo el sis­tema de crianza intensiva para el ciclo completo. Los animales fueron sacrificados o muertos natural­mente por el síndrome diarreico. Se tomaron mues­tras de segmentos intestinales (intestino grueso e intestino delgado) y vesícula biliar en cada uno de los cerdos.

En el caso de los segmentos intestinales, la mu­cosa fue lavada y raspada. Luego triturada, suspen­dida y sometida a centrifugación según técnica des­crita por Gehbart y Cols. (1983). El inóculo de bilis se obtuvo directamente de vesícula biliar.

Aislamiento:

Se utilizaron simultáneamente las siguientes técni­cas de aislamiento en placa:

A) Inóculo sin filtrar sembrado en medio enri­quecido selectivo de Butzler (Butzler y Cols., 1973).

B) Inóculo previamente filtrado en Millipore de 0,65 μm y cultivado en medio enriquecido agar base Mueller Hinton con 7% de sangre desfibrinada ovina (Gehbart y Cols., 1983).

El inóculo de bilis se sembró directamente en este medio sin previa filtración. Los cultivos fueron incubados en condiciones de microaerofilia a 37°C. A partir de las 48 horas de incubación fueron obser­vados cada 24 horas, hasta un máximo de 6 días.

Las colonias sospechosas de ser Campylobacter fueron sometidas a exámenes directos en frotis con tinción de Gram, y a fresco para verificar su movili­dad característica (Smibert, 1978). Estas colonias se sembraron en agar tioglicolato y se conservaron a -20°C, hasta su tipificación.

Tipificación de los aislamientos:

Se realizó en base a pruebas bioquímicas y de tole­rancia a algunos compuestos químicos, empleando la clave descrita por García y Cols. (1983).

Las técnicas para estas pruebas se ejecutaron según lo descrito por:

-Catalasa (Smibert y Krieg, 1981). Oxidasa (Rosef e Yndestad, 1982). - Producción de H2S en medio sensitivo (Skirrow y Benjamin, 1980).  Hidrólisis del hipurato (Harvey, 1980). -Tolerancia a cloruro de trifeniltetrazolio (Geh­bart y Cols., 1983). -Tolerancia a la glicina (Neill y Cols, 1978). - Incubación a 25°C y 43°C. (Skirrow y Benja­min, 1980). -Sensibilidad al ácido nalidíxico y cefalotina (Skirrow y Benjamin, 1980).

Prueba de susceptibilidad a agentes microbianos:

Se usó el método de difusión en agar Mueller Hin­ton incubándose a 37°C durante 48 horas.

Se utilizaron discos conteniendo las siguientes concentraciones de antimicrobianos: neomicina 30 μg, tetraciclina 30 μh sulfametoxazol 23,75 μg, con trimetoprim 1,25 μg, ácido nalidíxico 30 μ y cefalotina 30 μg.

Resultados

Se aislaron microorganismos del género Campylo­bacter de 32 cerdos (32%). Las especies aisladas correspondieron a las de tipo termofílico (C. jejunil coli). Al realizar la tipificación de los aislados se observó que 31 eran C. coli y uno C. jejuni.

Los resultados de la frecuencia de aislamiento de C. coli, según tipo de muestra, se presentan en el cuadro 1.

CUADRO 1 FRECUENCIA DE AISLAMIENTO DE  CAMPYLOBACTER  COLI DESDE CERDOS LACTANTES CON DIARREA, SEGÚN TRES TIPOS DE MUESTRAS  
- -

Porcentaje

Tipo de muestra

-

Positivos

Negativos

*I. Delgado

(n = 100)

13

87

*I. Grueso

(n = 100)

29

71

Bilis

(n = 100)

1

99

*I. = intestino.

La frecuencia de aislamiento desde intestino grueso fue significativamente mayor que en instes­tino delgado. (Test de Mc Nemar, p < 0,01). La cepa de C. jejuni fue aislada desde intestino grueso de uno de los cerdos.

En relación a las técnicas de aislamiento emplea­das, los resultados se muestran en el cuadro 2.

CUADRO 2 AISLAMIENTO DE CAMPYLOBACTER COLI SEGÚN TÉCNICAS USADAS  

Técnica

Aislamiento

Total

Positivo

Negativo

Sin filtrar en medio Butzler

28

72

100

Filtrado en MHE*

20

80

100

*Agar Mueller Hinton enriquecido con 7% de sangre ovina desfibrinada.

No se observaron diferencias entre ambas técni­cas de aislamiento (p > 0,01). La cepa de C. jejuni se aisló en el medio selectivo de Butzler.

Los resultados de las pruebas de susceptibilidad para C. coli frente a algunos agentes antimicrobia­nos, se presentan en el cuadro 3.

CUADRO 3 SUSCEPTEN 30 AISLADOS DE CAMPYLOBACTER COLIEN 30 AISLADOS DE CAMPYLOBACTER COLI  

Antimicrobianos

Resistente

Intermedia

Sensible

Acido nalidíxico

0/30

0/30

30/30

Neomicina

0/30

 1/30

29/30

Tetraciclina

 2/30

 9/30

19/30

SXT*

15/30

0/30

15/30

Cefalotina

29/30

0/30

 1/30

*Sulfametoxazol con trimetoprim.

Discusión

El aislamiento de especies termofílicas de Campy­lobacter desde el intestino del cerdo es un hecho frecuentemente reportado en la literatura extranjera (Skirrow y Benjamin, 1980; Sticht-Groh, 1982). Asimismo, los porcentajes de aislamiento presen­tan un amplio rango de variación, desde un 0,9% (Prescott y Munroe, 1982) hasta un 70% (Stich­Groh, 1982).

El porcentaje de aislamiento de Campylobacter termofílicos en este estudio, difiere de un trabajo similar realizado en nuestro país, en que se aislaron estas especies en el 100% de cerdos de 35 a 45 días de edad, a partir de tórulas rectales (Figueroa y Cols., 1981).

Esta diferencia podría atribuirse a que las edades de los animales son distintas, o también a que un aislado desde tórula rectal detectaría Campylobac­ter libre en las fecas, el que puede ser más abundan­te que aquel obtenido desde un raspado de mucosa intestinal que estaría adherido o inserto en la mu­cosa.

Sin embargo, los resultados del presente estudio son coincidentes con aquellos obtenidos por Soto (1985), que describe un 27,4% de aislamiento de C. coli en cerdos lactantes y de recría en planteles de la zona central.

El hecho de haber aislado C. coli en porcentaje muy superior a C. jejuni concuerda con lo descrito por la literatura para la especie porcina (Skirrow y Benjamin, 1980; Sticht-Groh, 1982).

No se logró aislar otras especies que se pueden encontrar en cerdos con enteropatías tales como Campylobacter sputorum subespecies mucosalis y Campylobacter hyointestinalis. Esto se podría de­ber a que ambas especies se encuentran aparente­mente sólo en cerdos que ya han sido destetados e incluso en animales adultos (Lawson y Rowland, 1974; Gehbart y Cols., 1983).

En relación a la mayor frecuencia de aislamiento desde intestino grueso, no existen antecedentes bi­bliográficos al respecto. Estos resultados sugieren que la colonización por C. coli en el cerdo se efec­túa preferentemente en el intestino grueso.

El aislamiento de C. coli desde secreción biliar del cerdo no ha sido descrito previamente, sin em­bargo, Campylobacter fetus subespecie fetus se ais­la regularmente desde vesícula biliar en bovinos infectados en forma natural o experimental (García y Cols., 1983). Por otra parte Al-Mashat y Taylor (1980) describen el aislamiento de C. jejuni, tam­bién en el bovino, tanto de vesícula biliar como desde el intestino, lo que indicaría, según estos autores, una fase sistémica de la infección y un posible sitio de persistencia de C. jejuni fuera del intestino.

En relación a los métodos de aislamiento, aun cuando no se encontraron diferencias significativas en cuanto a la eficiencia de recuperación de C. coli, sería recomendable el empleo de un medio enrique­cido y selectivo, ya que se evita el filtrar las mues­tras, con el ahorro de tiempo que de ello deriva. Lo anterior concuerda con lo propuesto por otros auto­res (Bolton y Coates, 1983; Martín y Cols., 1983).

Dado que en esta oportunidad no se aislaron otras especies de Campylobacter, no fue posible demostrar si existía complementariedad entre las técnicas empleadas.

La sensibilidad a los antimicrobianos usados, concuerda con la descrita para el grupo Campylo­bacter jejunilcoli (Butzler y Skirrow, 1979). Así por ejemplo, C. coli presentó altos porcentajes de sensibilidad del ácido nalidíxico y de resistencia a la cefalotina. Se observó además, un alto porcentaje de sensibilidad a la neomicina, antibiótico que se usaba profusamente para tratar las diarreas en los planteles estudiados.

En la actualidad, es discutido el verdadero rol de C. coli en la diarrea del cerdo, existiendo autores que afirman sería un habitante normal del intestino (Fernie y Cols., 1975; Sticht-Groh, 1982), mientras otros lo proponen como un patógeno sólo en la etapa de lactancia (Taylor y Olubunmi, 1981; Olu­bunmi y Taylor, 1982).

De acuerdo a los resultados de este estudio, no se podría apoyar en forma consistente alguna de las hipótesis anteriores. Sin embargo, según informa­ciones entregadas sobre las muestras de los 32 cer­dos positivos a C. coli en este trabajo, por exámenes realizados en otros laboratorios, C. coli se encontró como único agente infeccioso en once oportunida­des y en el resto de los casos acompañados por otros agentes como: Rotavirus (8 casos), Escherichia coli (4 casos), Rotavirus y Escherichia coli (4 casos)., Coccidia (3 casos) y Rotavirus, Escherichia coli y Salmonella (1 caso) (Síndrome diarreico, 1985).

Es posible que C. coli esté jugando un rol pató­geno de importancia, ya sea como agente primario o bien como patógeno oportunista; sin embargo, para responder a estas interrogantes se hace necesario continuar con estos estudios, diseñando modelos experimentales que permitan determinar la capaci­dad enteropatogénica, de C. coli, de este modo se conocerá en forma más clara cuál es la real partici­pación de C. coli en el síndrome diarreico del cerdo lactante.

Referencias

ALEXANDER, T.J. Piglet diarrhoea: A guide to diagnosis and control. Br. Vet. J. 137: 651-662, 1981.

AL-MASHAT, R.R., D.J. TAYLOR. Production of diarrhoea and dysentery in experimental calves by feeding pure cultures of Campylobacterfetus subspecies jejuni. Vet. Rec. 107: 459­464, 1980.

BOLTON, F. J., D. CORTES. Development of a blood -free Campy­lobacter medium: screening test on basal media and supple­ments, and the ability of selected supplements to facilitate aerotolerance. J. Appl. Bacteriol. 54: 115-125, 1983.

BUTZLER, J.P., P. DEKEYSER, M. DETRAIN, F. DEHAEN. Related vibrios in stools. J. Pediatr. 82: 493-495, 1973.

BUTZLER, J.P., M.B. SKIRROW. Campylobacter enteritis. Clin. Gastroenterol. 8: 737-765, 1979.

FERNIE, D.S., R.M. GRIFFIN, R.W. PARK. The possibility that Campylobacter (vibrio) coli and Treponema hyodysenteriae are both involved in Swine dysentery. Br. Vet. J. 131: 355-338, 1975.

FIGUEROA, G., M. TRONCOSO, M.P. ALCAYDE, C. SEPÚLVEDA. Aislamiento de Campylobacter fetus sub-especie jejuni en heces de porcinos. Rev. Soc. Chil. Tecnol. Med. 4: 6-10, 1981.

GARCÍA, M.M., M.D. EAGLESOME, C. RIGBY. Campylobacters important in Veterinary Medicine. Vet. Bull. 53: 793-818, 1983.

GEHBART, C.J., G.E. WARD, K. CHANG, H.J. KURTZ. Campylo­bacter hyointestinalis (new species) isolated from swine with lesions of proliferative ileitis. Am. J. Vet. Res. 44: 361-367, 1983.

HALGAARD, C. Epidemiologic factors in piglet diarrhoea. Nord. Vet. Med. 33: 403-412, 1981.

HARVEY, S.M. Hippurate hydrolysis by Campylobacterfetus. J. Clin. Microbiol. 11: 435-437, 1980.

LAWSON, G.H.K., A.C. ROWLAND. Intestinal adenomatosis in the pig: a bacteriologycal study. Res. Vet. Sci. 17: 331-336, 1974.

MARTIN, W.T., C.M. PATTON, G.K. MORRIS, M.E. POTTER, N.D. PUHR. Selective enrichment broth medium for isolation of Campylobacter jejuni. J. Clin. Microbiol. 17: 853-855, 1983.

NEILL, S.D., W.A. ELLIS, J.J. O'BRIEN. Campylobacter like organism from cattle and pigs. Res. Vet. Sci. 25: 368-372, 1978.

OLUBUNMI, P.A., D.J. TAYLOR. Natural and experimental infec­tion of pigs with Campylobacter coli. In: International Pig Veterinary Society Congress. Selected Papers. Mexico, Ed. Pigeon. p. 49, 1982.

PRESCOTT, J.F., D.L. MUNROE. Campylobacter jejuni enteritis in man and domestic animals. J. Am. Vet. Med. Assoc. 181: 1524-1530, 1982.

ROSEF, O., M. YNDESTAD. Some characteristics of Campylobac­ter fetus ssp jejuni isolated from pigs, birds and man. Acta Vet. Scan. 23: 9-15, 1982.

SÍNDROME DIARRÉICO AGUDO EN CERDO LACTANTE. Universidad de Chile. Facultad de Ciencias Veterinarias. Santiago. Uni­versidad de Chile, 1985. 183 p.

SKIRROW, M. B., J. BENJAMIN. '1001' Campylobacters: Cultural characteristics of intestinal Campylobacters from man and animals. J. Hyg. 85: 427-442, 1980.

SMIBERT, R.M. The genus Campylobacter. Ann. rev. Microbiol. 32:673-709, 1978.

SMIBERT, R.M., N.R. KRIEG. General characterization. In: American Society for Microbiology. Manual of methods for general bacteriology. Washington D.C. p. 420, 1981.

SOTO, C. Detección y Caracterización de Campylobacter coli y Treponema hyodysenteriae en cerdos lactantes y de recría en la Región Metropolitana. Tesis de Grado. Santiago. Escuela de Ciencias Veterinarias. Universidad de Chile, 1985.

STICHT-GROH, V. Campylobacter in healthy slaughter pigs: A possible source of infection for man. Vet. Rec. 110: 104­106,1982.

TAYLOR, D.J., P.A. OLUBUNMI. A re-examination of the role of Campylobacterfetus ssp coli in enteric disease of the pig. Vet. Rec. 109: 112-115, 1981.