Comunicaciones

  • Aislamiento de Brucella abortus desde leche de cuartos positivos a la prueba del anillo por diluciones seriadas

Resumen

Se seleccionaron 84 muestras de leche bovina pro­cedentes de cuartos individuales, que dieron resul­tados positivos a la prueba del anillo mediante el procedimiento de diluciones seriadas, mostrando un título  16 y además superior a aquél de otros cuartos de la misma vaca. Simultáneamente se to­maron otras 84 muestras de leche que no cumplían estas condiciones. Las muestras fueron sometidas a cultivos bacteriológicos para aislar Brucella, lo que se logró en 19 de aquellas leches positivas a la prueba citada y en ninguna de las muestras negati­vas. Las 19 muestras de leche positivas a los culti­vos procedían de 17 de las 43 vacas positivas a la prueba del anillo usado por el procedimiento citado. Se discute además el significado sanitario de la presencia de vacas que eliminan Brucella por la leche.

Abstract

Using the serial dilution Milk Ring Test procedure, 84 milk samples from individual quarters with titre  16 were selected. These samples had moreover a titre higher than the other quarters of the same cow. Eighty four milk samples without this condition were obtained. All samples were cultivated by bacteriological methods and Brucella organisms were isolated in 19 out of 84 serial dilution Milk Ring Test positive samples; negative samples were also negative to cultures. The sanitary significance for the presence of Brucella in milk is discussed.

Abstract

Se seleccionaron 84 muestras de leche bovina pro­cedentes de cuartos individuales, que dieron resul­tados positivos a la prueba del anillo mediante el procedimiento de diluciones seriadas, mostrando un título  16 y además superior a aquél de otros cuartos de la misma vaca. Simultáneamente se to­maron otras 84 muestras de leche que no cumplían estas condiciones. Las muestras fueron sometidas a cultivos bacteriológicos para aislar Brucella, lo que se logró en 19 de aquellas leches positivas a la prueba citada y en ninguna de las muestras negati­vas. Las 19 muestras de leche positivas a los culti­vos procedían de 17 de las 43 vacas positivas a la prueba del anillo usado por el procedimiento citado. Se discute además el significado sanitario de la presencia de vacas que eliminan Brucella por la leche.

Abstract

Using the serial dilution Milk Ring Test procedure, 84 milk samples from individual quarters with titre  16 were selected. These samples had moreover a titre higher than the other quarters of the same cow. Eighty four milk samples without this condition were obtained. All samples were cultivated by bacteriological methods and Brucella organisms were isolated in 19 out of 84 serial dilution Milk Ring Test positive samples; negative samples were also negative to cultures. The sanitary significance for the presence of Brucella in milk is discussed.

Contenido

Los esquemas de control de brucelosis bovina se basan, en general, en la vacunación de terneras y en la eliminación de los animales reactores a las prue­bas diagnósticas utilizadas. En los países llamados en desarrollo, la eliminación de estos últimos está limitada por la incapacidad económica de pagar indemnizaciones o incentivos. Como norma se eli­mina, en forma gradual, a los bovinos que hayan abortado por brucelosis con el fin de evitar la entre­ga de microorganismos al medio. Hasta ahora no se ha considerado con este fin, a las vacas que elimi­nan Brucella por la leche.

La prueba del anillo de la leche (PA), ha sido usada para el diagnóstico de brucelosis, ya sea utilizando leches de varias vacas, como de vacas y cuartos en particular; también ha sido utilizada la prueba del anillo en diluciones seriadas (PADS), refiriéndose a leche de cuartos en particular (Roep­ke y Stiles, 1970). Jones y Berman (1980) y Pietz y Cowart (1980), han estudiado aquellos títulos de dilución de PADS que se considerarían indicadores de infección mamaria.

Es nuestro objetivo conocer si al utilizar PADS seleccionando los cuartos cuyas leches demuestren diferencias de título con aquéllas de los otros cuar­tos del mismo animal, se puede detectar los que se encuentran infectados con Brucella.

    Trabajo financiado por Proyecto 59/83. Fondo Nacional de In­vestigación Científica y Tecnológica. Chile.

Material y métodos

A partir de 471 vacas pertenecientes a tres predios lecheros de la Región Metropolitana, se selecciona­ron bovinos cuyas leches eran positivas a PA indivi­dual. La prueba se realizó según Roepke y col. (1950), utilizando un antígeno preparado según normas de OPS/OMS (1982) y controlando de acuerdo a un antígeno patrón, serie 107 entregado por CEPANZO, OPS/OMS, Buenos Aires, Argen­tina.

Las muestras de estas vacas positivas se sometie­ron posteriormente a PADS por cuartos individua­les, según Roepke y Stiles (1970), seleccionando aquellas que mostraban títulos iguales o superiores a 16 y además cuando estos títulos eran mayores que los presentados por otros cuartos de la misma vaca. Las diluciones se realizaron hasta 1:64, em­pleando para este fin leche negativa procedente de un plantel libre de brucelosis.

De los cuartos positivos en la prueba, se tomaron al azar 84 muestras, de acuerdo a un esquema que consideraba un α  = 0,05 y una potencia de 90%, a base de un porcentaje de cultivos a B. abortus espe­rado de 25%. Del mismo modo se seleccionaron 84 muestras de leche pertenecientes a cuartos negati­vos a PADS realizado en la forma ya citada. Se excluyó toda muestra de leche procedente de vacas que sufrían de mastitis clínica o que se encontraban al inicio o final de la lactancia.

Los cuartos positivos y negativos en la prueba fueron remuestreados, obteniendo las muestras en forma aséptica, en cantidad de 50 ml de leche, las que fueron sometidas en el laboratorio, a análisis bacteriológico para aislar Brucella. El aislamiento y tipificación se realizaron de acuerdo a las técnicas recomendadas por Alton y col. (1976). Los resulta­dos obtenidos de cada grupo fueron analizados se­gún la prueba de valores predictivos para positivos y negativos (Guerrero y col., 1981).

Resultados

En el cuadro 1 se presenta la cantidad de bovinos que dieron resultados positivos a PA individual, en cada predio lechero. Cuatrocientos sesenta y dos (68,3%) cuartos, correspondientes a las 169 vacas positivas a PA individuales, fueron reactores a PADS con títulos  16. De estas 462 muestras, 145 (31,4%) tenían, además, la cualidad de poseer un título a PADS superior al que presentaban a esta prueba los cuartos restantes de la misma vaca (cuadro 2). Las 84 muestras positivas, tomadas de este último grupo de 145 cuartos, provenían de 43 va­cas. Al someterlas al análisis bacteriológico ofre­cieron los resultados que se presentan en el cuadro 3, donde se los relaciona con los resultados de las 84 muestras negativas a la prueba.

CUADRO 1 BOVINOS POR PREDIO, REACTORES A LA PRUEBA DEL ANILLO DE LA LECHE INDIVIDUAL

Predio

Número de vacas

* PA* individual

positivos %

A

138

57 41,3

B

142

53

37,3

C

191

59

30,8

 Total

471

169

35,8
*PA = Prueba del anillo.

CUADRO 2 CUARTOS CON TITULOS  16, EN PADS Y CUARTOS CUYO TÍTULO DE LA PRUEBA FUE ADEMÁS SUPERIOR AL DE OTROS CUARTOS DE LA MISMA VACA. (Se indica la cantidad de vacas a las que corresponden).

Predio PADS* 16 PADS* 16 y superior a otros cuartos de la misma vaca
Cuartos (vacas) Cuartos (vacas)
1 209 (57) 66 (27)
2 121 (53) 29 (18)
3 132 (59) 50 (21)
- 462 (169) 145 (66)
*PADS = Prueba del anillo en diluciones seriadas.

CUADRO 3 AISLAMIENTO DE B. abortus DESDE MUESTRAS NEGATIVAS Y POSITIVAS A PADS 1:16 Y MAYOR AL DE OTROS CUARTOS DE LA MISMA VACA

PADS* Cantidad de muestras Aislamiento de B. abortus
Positivo Negativo
Positivo 84 19 65
Negativo 84 0 84
*Título 16 y mayor al de otros cuartos de la misma vaca en la prueba del anillo en diluciones seriadas.

Según estos resultados, un 22,6% de las mues­tras positivas a PADS, bajo las condiciones de este estudio, permitió el aislamiento de B. abortas. Las 19 muestras positivas a los cultivos provenían de 17 de los 43 bovinos, de los cuales se obtuvo dichas muestras.

Se determinó que el valor predictivo positivo para la prueba en estudio fue 0,2261 y el valor predictivo negativo 1,0.

Discusión

La prueba del anillo por diluciones seriadas es una prueba de fácil ejecución y lectura; puede realizarse sin mayores exigencias de material o equipo y es de un costo relativamente bajo. Está comprobado que esta prueba puede presentar errores, especialmente cuando la leche proviene de cuartos con mastisis, o bien de vacas que se encuentran al comienzo o al final de la lactancia (Nicoletti y Muraschi, 1966). Estos inconvenientes fueron superados en este estudio, con la excepción de no considerar las posibles mastitis subclínicas que pudieran haberse presentado.

Las vacunaciones con Cepa 19, especialmente cuando son aplicadas a bovinos adultos, pueden también alterar los resultados por la persistencia de anticuerpos postvacunales. Los predios de donde se obtuvieron las muestras en esta experiencia, solamente practicaban la vacunación a la edad de 3-8 meses.

Las variaciones de los títulos que se presentaron entre los cuartos del mismo animal, estarían expresadas por la acción local de anticuerpos aglutinan­tes, provocada por la infección que comprometería a un determinado cuarto mamario y no a otros. Estas variaciones fueron, la mayoría de las veces superiores a dos títulos de dilución. Se acepta que la vaca cuya infección no está comprometiendo la ubre, producirá leche positiva en PADS con un título similar en los cuatro cuartos de la vaca afectada y un título equivalente al suero sanguíneo (Roepke y Stiles, 1970), de ahí que el alza del título aglutinante de la leche de un determinado cuarto podría indicar compromiso de infección y este mayor título ser interpretado como consecuencia de la sumatoria de anticuerpos en donde participarían aquéllos producidos in situ.

En el presente estudio, cerca de un tercio de los cuartos positivos a PADS con título  16, tenía la característica que su título era mayor al de otros cuartos de la misma vaca.

El porcentaje de aislamiento de B. abortus (22,6%), debe considerarse menor que el real. Es conocido que muchas veces una ubre infectada puede aparecer como libre del agente, debido a la intermitencia en la eliminación de Brucella, a la escasa cantidad de ésta en la muestra o bien a que las técnicas de aislamiento sean poco sensibles.

El análisis bacteriológico de las muestras no es recomendable en la práctica rutinaria de control de brucelosis en una lechería, por lo especializado y oneroso. En consecuencia, se estima que PADS en la forma utilizada en este estudio, puede recomendarse cuando se pretenda eliminar parcialmente los animales reactores a las pruebas tradicionales de brucelosis, con miras a reducir la carga de animales infectados de una lechería, entendiéndose obvia­mente, que el ideal sería eliminar del plantel a todo animal reactor.

La elevada proporción (17/43) de vacas que eliminaban Brucella por la leche tiene un especial significado, tanto desde el punto de vista de salud pública, como en relación con la diseminación intrapredial de la infección. Estos factores ya han sido considerados por Nicoletti (1980).

Una vaca infectada, elimina ordinariamente Brucella cuando aborta, e incluso en un parto nor­mal, eliminación que perdura por algunos días. En el caso de la eliminación de este agente por la leche, como consecuencia de alguna lesión brucelósica mamaria, persistirá por períodos más prolongados y posiblemente en lactancias sucesivas, lo que experimentalmente ha sido demostrado por Brinley­Morgan (1960). El goteo de leche en los potreros o en los diferentes recintos de una lechería, el reflujo de leche en la máquina de ordeño, la infección de terneras por la administración de estas leches, etc., podrían ser factores importantes de diseminación de la infección intrapredial.

La contaminación de las manos del ordeñador, así como el consumo por el hombre de esta leche infectada, no hervida o no pasteurizada, constituye también un factor importante de riesgo en la transmisión de la infección.

Referencias

ALTON, G.G.; L.M. JONES, D.E. PIETZ. Las técnicas de labora­torio en brucelosis. 2a ed. Ginebra, Organización Mundial de la Salud, 1976. 175 p. (Serie Monog. N° 55).

BRINLEY-MORGAN, W.J. The excretion of Brucella abortus in the milk of experimental infected cattle. Res. Vet. Sci. 1: 53-56, 1960.

GUERRERO, R.; L. GONZÁLEZ, E. MEDINA. Epidemiología. Bo­gotá, Fondo Educativo Interamericano, 1981. 218 p.

JONES, L.M.; D.T. BERMAN. Bovine brucellosis. Geneve, World Health Organization. 1980. 5 p. (BRUC/80. 365. WHO/ ZOON/80. 139).

NICOLETTI, P. The epidemiology of bovine brucellosis. Adv. Vet. Sci. Comp. Med. 24: 69-96, 1980.

NICOLETTI, P.; B. MURASCHI. Bacteriology evaluation of serolo­gic test procedure for the diagnosis of brucellosis in problem cattle herds. Am. J. Vet. Res. 27: 689-694, 1966.

ORGANIZACIÓN PANAMERICANA DE LA SALUD-ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD. Brucelosis. Pruebas suplementarias para el diagnóstico de la brucelosis. Bs. As. Centro Paname­ricano de Zoonosis, 1982. 28 p. (Nota Técnica N° 25).

PIETZ, D. E.; W. COWART. Use of epidemiologic data and serolo­gic test in bovine brucellosis. J. Am. Vet. Med. Assoc. 177: 1221-1226, 1980.

ROEPKE, M.H.; K.G. PATTERSON, F.C. DRIVER, L.B. CLAUSEN, L. OLSON, J. E. WENTWORTH. The Brucella abortus ring test. Am. J. Vet. Res. 11: 199-205, 1950.

ROEPKE, M.H.; F.C. STILES. Pottencial efficiency of milk ring test for detection of brucellosis. Am. J. Vet. Res. 31: 2145­2149, 1970.

Recibido en  mayo de 1988, aprovado en septiembre de 1988.